27 ago. 2015

Un ambicioso grupo de científicos están intentando ponerle fin a la ceguera para siempre

¿Qué es exactamente lo que ves cuando estás ciego?
La pérdida de visión se manifiesta de muchas maneras diferentes - pero la variedad de colores, la nitidez de las formas, y los detalles que la mayoría de nosotros damos por sentado son por lo general fuera de su alcance.

"La visión central es una especie de mezcla borrosa de colores que no se puede distinguir, es el caso de "Marc Muszynski, de 29 años de edad, cuya visión está desapareciendo lentamente,
"En todo esto, el resto de visión es bastante mala."
dijo BuzzFeed.

La experiencia de Muszynski, o algo parecido, es compartido por muchos: la pérdida de la visión es una de las diez discapacidades más comunes que enfrentan los adultos estadounidenses; que afecta a más de 3,4 millones de estadounidenses mayores de 40 años.

Históricamente, ha habido poco que podamos hacer para evitar que alguien quede ciego. Esto está empezando a cambiar,
lento pero seguro.


- Una meta audaz


En muchos casos, las enfermedades que causan ceguera dañar la retina en la parte posterior del ojo, que contiene las células nerviosas especializadas que hacen posible la visión. Dado que el cuerpo sólo se ha limitado para reparar las células nerviosas y no puede sustituir a los muertos, este daño es más o menos permanente - al menos por ahora.

El Instituto Nacional del Ojo ha puesto en marcha "Las Iniciativas de Metas Audaces", el objetivo, es encontrar una manera de regenerar las células nerviosas perdidas y restaurar la visión a millones de personas. 
Michael Steinmetz, Director Universitaria de Investigación para el Instituto Nacional del Ojo, dijo que no cree que alcanzar este objetivo en los próximos 15 años "está tan lejos de la realidad."

Raymond Iezzi, un cirujano ocular y científico de la Clínica Mayo, dijo a Tech Insider: "En un futuro relativamente próximo vamos a tener la capacidad de intervención quirúrgica o médica devolver la vista a la gran mayoría de los pacientes que han perdido la visión."


Si el Instituto Nacional del Ojo y otros esfuerzos tienen éxito, la ceguera podría pasar de una discapacidad común a una dolencia rara. Millones de personas que perdieron su visión, serían capaces de volver a ver. Podemos caer por debajo de estos ambiciosos objetivos, pero la investigación se está moviendo rápidamente.

- El ojo biónico

Ya, algunas personas que habían perdido prácticamente todo su vista debido a una rara e incurable enfermedad genética llamada retinosis pigmentaria (RP) han podido volver a ver por primera vez con el Argus II "ojo biónico".


Su visión restaurada no se parece mucho a lo que nosotros consideraríamos normal, pero que puede ver los bordes y contornos de figuras que no podía hacer antes, lo que mejora significativamente su calidad de vida, dijo Iezzi a Tech Insider.


La retinosis pigmentaria mata fotorreceptores, las células nerviosas de la retina que convierten la luz en una señal eléctrica al cerebro que puede interpretarse como la visión. Sin fotorreceptores de trabajo, las personas con RP no pueden ver bien.


El Argus II es un reemplazo difícil para los fotorreceptores perdidos. Se traduce imágenes de vídeo desde una cámara en señales eléctricas, que luego se alimenta a 60 electrodos en un chip que ha sido implantado quirúrgicamente en la retina de un paciente. Ese chip estimula las células nerviosas que se conectan a la parte del cerebro que interpreta la información visual, al igual que los fotorreceptores sanos harían.

Los electrodos del Argus II implantados en la parte posterior del ojo, envían señales eléctricas al cerebro, cuando los fotorreceptores han dejado de funcionar.


Los científicos del Hospital Real del Ojo de Manchester en el Reino Unido, están probando el Argus II en pacientes con una forma de degeneración macular relacionada con la edad (DMAE), una de las causas más comunes de pérdida de visión que también daña los fotorreceptores.


Pero Iezzi dice la visión de alta resolución que la mayor parte de personas con DMAE pierden, es muy diferente que la vista básica que el Argos II da a la gente con RP. Nosotros tendremos que esperar y ver si el dispositivo es realmente provechoso para pacientes cuya pérdida de visión es menos severa.

Afortunadamente, los científicos están llevando a cabo otros tratamientos posibles al mismo tiempo.

Por su parte, Iezzi está en las etapas iniciales de desarrollo de un procedimiento quirúrgico que piensa podría ayudar a personas con degeneración macular avanzada. Los daños de la enfermedad en los fotorreceptores es única en el centro de la retina; los pacientes todavía tienen millones de fotorreceptores sanos que quedan en el resto del ojo. La reubicación de algunas de sus fotorreceptores restantes hasta el centro de la retina, posiblemente, podría restaurar la visión que han perdido, sin necesidad de utilizar un implante. Si el procedimiento resulta eficaz después de las pruebas en animales, Iezzi piensa que es posible probarlo en personas en aproximadamente cinco años.


- Las células madre

Los científicos también están comenzando a probar si los diversos tipos de células madre podrían preservar e incluso, ayudar a restaurar la visión en algunos casos de ceguera.

La DMAE por ejemplo, daña los fotorreceptores porque primero mata las células que cuidan de ellos. Los investigadores están intentando crecer esas células vigilante (llamadas células del epitelio pigmentario de la retina) de las células madre. Después de crecer lo suficiente de estas células, un cirujano les implante en el ojo de un paciente. La idea es que reemplazando las células faltantes de cuidador puede preservar fotorreceptores restantes de un paciente. 


Un ensayo clínico de la Universidad de California, Los Ángeles, probó las células del epitelio pigmentario de la retina a base de células madre embrionarias. Este tipo de célula madre se deriva de embriones humanos, y puede convertirse en cualquier tipo de célula en el cuerpo.


Después de dos años de seguimiento, el procedimiento no había causado problemas graves en los dieciocho pacientes en el ensayo, y parecía que las células trasplantadas sobrevivieron, informaron los investigadores a la revista The Lancet. Poner productos de células madre en humanos sigue siendo tan nuevo que los científicos estaban principalmente preocupados por la seguridad, pero la visión de algunos pacientes mejoraron.

Las células precursoras de la retina hechas a partir de células madre embrionarias.


Otro ensayo clínico de un tratamiento con células madre, esta vez para la RP, apenas comienza en la Universidad de California, Irvine.


Las células madre en este ensayo se denominan células progenitoras de la retina, que están hechas de tejido fetal. Estas células pueden convertirse en varios tipos diferentes de células nerviosas especializadas que se encuentran en la retina. Los científicos esperan que las células progenitoras de la retina trasplantadas, evitarán la muerte de los fotorreceptores e incluso producir nuevos fotorreceptores, deteniendo a los pacientes con RP la pérdida de su visión.


Algún día, las personas ciegas pueden conseguir los fotorreceptores de recambio reales de las células madre, en lugar de células de apoyo. Los científicos ya están probando activamente ese enfoque en ratones, con cierto éxito. Esa investigación se encuentra todavía en las primeras etapas.


Otros enfoques para la sustitución de los fotorreceptores, en lugar de regenerarlos, implican la modificación de células en los pacientes, el aprovechamiento de ellos para reemplazar a los fotorreceptores perdidos.


- Adquisición creativa



Tanto la RP como DMAE se dañan los fotorreceptores, dejan el resto del sistema visual intacto. En particular, las células que transmiten información acerca de la luz de los fotorreceptores al cerebro son todavía funcionales. Se llaman las células ganglionares de la retina.


Pero sin los fotorreceptores, las células ganglionares son "todos vestidos sin lugar a donde ir," dijo Rich Kramer, biólogo de la Universidad de California, Berkeley dijo a Tech Insider.

Imagine que los fotoreceptores actúan como un espejo mágico, traduciendo imágenes del mundo en la información que puede ser tratada por células de ganglio retinales y finalmente al resto del cerebro. Cuando aquel espejo se rompe o se oscurece, las células de ganglio retinales esperan la información que nunca viene. Los fotoreceptores no pueden dejar entrar la luz, entonces su cerebro nunca lo ve, aunque este absolutamente apto de la visión.


Kramer y sus colegas trabajan en una manera de aprovechar estas células ganglionares de la retina, siguan siendo funcionales para restaurar la visión: haciéndolos sensibles a la luz para que puedan sustituir a los fotorreceptores muertas y hacer una doble función.


Para ello, han desarrollado una molécula llamada photoswitch que cambia de forma en respuesta a la luz. Cuando la molécula se introduce en las células ganglionares de la retina, que los hace aptos de percibir la luz y transmitir lo que sienten al cerebro.
Después de una inyección de la molécula photoswitch, en ratones previamente ciegos, se comportaron como si pudieran ver la luz, dijo Kramer.

Tratamientos prometedores para la que trabajo en ratones a menudo no funcionan en seres humanos. Pero si esta investigación es a través de ensayos de animales y es probada con éxito en seres humanos, eventualmente podría producir un tratamiento farmacológico para algunas causas de ceguera. Los pacientes recibirían las inyecciones periódicas de la molécula para restaurar su visión. 

Hay al menos otra manera que los científicos han tratado de aprovechar esas células ganglionares de la retina funcionales. Los investigadores insertan un gen extra en las células para que hagan una proteína que responde a la luz. Este enfoque se denomina optogenética, y funciona de una manera similar a la terapia génica.

Pero debido a que el gen añadido no es normalmente parte del genoma humano (que es de un tipo de algas), los científicos tienen que tener especial cuidado en la verificación de la aproximación antes de probarlo en humanos. Por ahora, se utiliza principalmente como una herramienta de investigación para "ver" la actividad en los cerebros de los roedores. Las posibles aplicaciones clínicas están muy lejos.


Los tratamientos de la optogenética o la photoswitch para la ceguera,  podría eventualmente hacer obsoletos los implantes retinales, dijo Iezzi. Este tipo de tratamiento puede proporcionar más de un millón de los fotorreceptores, en lugar de los 60 electrodos que el Argus II ofrece hoy en día. Eso significaría que el cerebro podría recibir mucho más información acerca de la luz que en la actualidad, y la visión restaurada algún día, podría ser  mucho más nítida.


- Una onza de prevención


Los científicos están tratando de restaurar la visión en un número de maneras emocionantes, pero impidiendo que la gente pierda la buena visión, que en el primer lugar sería aún mejor.


"La protección de los ojos de un paciente en última instancia, tiene un mayor impacto en términos de calidad de su visión, que de restaurarlo después de que se ha perdido", dijo Iezzi.


Michael Fautsch, que dirige la investigación de oftalmología de la Clínica Mayo, es uno de los muchos científicos que trabajan sobre las formas de tratar enfermedades que causan la ceguera y buscan detener el daño antes de que la vista se ponga demasiado mala.

Él y su equipo están desarrollando un nuevo medicamento para la glaucoma, un grupo de enfermedades que a veces causan la acumulación de líquido en el ojo, ejerciendo presión sobre el nervio óptico y la daña. Lo que estamos trabajando en actuaría en la vía principal a través del cual el fluido normalmente sale del ojo para aliviar la presión dañina, le dijo a Tech Insider. Actualmente, medicamentos para el glaucoma se dirigen a una vía de drenaje de líquido menor.


La investigación de la visión en general está en un lugar emocionante, dijo Fautsch. Años de investigación sobre cómo los diferentes enfermedades dañan el ojo y causa pérdida de la visión son hoy ayudar a los científicos a desarrollar nuevas estrategias para el tratamiento.


"La tecnología se está moviendo tan rápido, nuestro entendimiento se está moviendo tan rápido que creo que el futuro es muy prometedor", dijo.



La promesa del futuro es que algún día, ningún tipo de pérdida de visión será intratable. La ciencia tiene mucho camino por recorrer, pero un día puede ser inconcebible que tanta gente nunca se convirtia en ciegos permanentes.

Traducción y redacción: jRous.  Teach Insider

24 ago. 2015

Veneno de abejas ayudaría a tratar más de 100 enfermedades


Especialistas aseguraron que se ha comprobado su eficiencia como antiséptico, antibiótico y promotor de crecimiento celular, entro otros beneficios.

Con resultados favorables, investigadores del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) realizan pruebas del veneno de abeja contra más de 100 enfermedades.

El académico de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Sergio Álvarez Barajas, dijo que se trata de la apitoxina, es decir, el veneno de abeja de la especie Apis mellifera.

El también biólogo y médico adscrito al Departamento de Biología Celular y Molecular del CUCBA manifestó que se ha comprobado su eficiencia como antiséptico, antibiótico y promotor de crecimiento celular.

Agregó que han estudiado sus metabolitos (productos): miel, propoleo, polen, cera y veneno que, separado y en combinaciones con otros productos apícolas, tratan afecciones como hipertensión, diabetes, fibromialgia e infecciones digestivas, respiratorias y oculares.

“Cuando no hay una sanación completa hay un control, por ejemplo, con este tratamiento alternativo, un diabético ya no requiere inyectarse insulina porque el veneno de la abeja será el promotor en la fabricación de la insulina", apuntó.

Indicó que las propiedades de la cera como cicatrizante ya eran conocidas por él, pero las estabilizó y las aplicó en heridas, escoriaciones e intervenciones quirúrgicas.

 Explicó que tras elaborar un ungüento con cera y apitoxina (que tiene nueve antibióticos naturales), aceleraron la cicatrización en cuatro días y evitaron infecciones por virus o bacterias.

Señaló que otro avance preliminar demuestra que el uso de la apitoxina y el propoleo son “una poderosa mezcla que destruye la capside (cápsula) del virus del Sida, y promueven el crecimiento de defensas en el organismo".

"Lo primero, también, ha sido demostrado en otras universidades de Estados Unidos, Argentina y España, estamos a la par en este tipo de investigaciones”, afirmó.

Resaltó que el CUCBA impulsa un programa de apoyo a 25 pacientes, algunos con VIH y otros con Sida, "con el tratamiento han mejorado su calidad de vida y han resuelto infecciones oportunistas como sífilis y tuberculosis".

 A su vez, con más de 35 años dedicado a estos insectos, el ingeniero agrónomo Rafael Ordaz Briseño, expresó que la meta es seguir el estudio y trabajo para “obtener nuevos tratamientos”.

Comentó que en el apiario, con 20 años y adscrito al Departamento de Producción Animal, se capacita a biólogos, agrónomos, veterinarios y se realizan estudios sobre apitoxina desde hace más de cinco años.

 El también académico y responsable del Apiario del CUCBA reconoció que estos productos apícolas “no son la panacea, pero sí tienen muchas cosas que todavía no hemos descubierto”.

"Para realizar más estudios y mejorar las instalaciones pidió más apoyo y recursos, así como la participación de alumnos a fin de obtener más conocimientos que den solución a males humanos", finalizó.

20 ago. 2015

Gerardo Mani. Ciego se gradúa como programador de computo



Es ciego, usó todo su ingenio y se graduó de Programador con un promedio de 9,28.

Gerardo Mani padece retinosis pigmentaria y a sus 37 años se las ingenió para usar diferentes software y dispositivos que le permitieron convertir los textos de estudio en archivos de audio.


PERSEVERANCIA. 
Gerardo Mani padece una enfermedad congénita que a lo largo de los años le fue quitando la escasa visión con la que nació. Igual, nada lo frenó y ya es un flamante programador.


Gerardo acaba de cumplir un objetivo pendiente durante mucho tiempo, ser Programador en Computación. Pese a su ceguera, se las ingenió para usufructuar los adelantos tecnológicos y cursar y rendir la carrera, al punto que terminó con un promedio de 9,28.



Aunque luchó contra la enfermedad y de niño hasta lo llevaron a Cuba para operarlo, la retinosis pigmentaria fue implacable. Lentamente le fue quitando la visión, al punto que a sus 37 años ya usa bastón blanco. Sin embargo, logró con éxito su objetivo. La clave para estudiar y presentarse a los exámenes fue convertir todo el material escrito en archivos de audio, para lo cual usó computadoras y dispositivos móviles.

 "Yo siempre quise ser programador, pero mi primera experiencia fue mala. En 1998 me inscribí en la Facultad y entre algunos problemas de enseñanza y especialmente la tecnología tan pobre que había por entonces, dejé todo y con mucha bronca. Tanto me duró esa frustración, que recién en 2012 decidí darme otra oportunidad. Me inscribí en el Instituto Cervantes y esta vez pude lograrlo', contó Gerardo.



Ahora comenzará a estudiar Analista de Sistemas y seguirá disfrutando de su familia. Desde hace unos años, Gerardo está en pareja con Mariana, también ciega y a quien conoció en la escuela Braille; y ambos son papás de Zaira, de 5 años.

18 ago. 2015

Ratones ciegos con RP vuelven a ver con la terapia génica


La retinosis pigmentaria es la causa principal de ceguera en todo el mundo, pero los científicos de la Universidad de Manchester han descubierto la manera de curar los ratones con la enfermedad por transformar las células que no se puede detectar la luz en aquellos que pueden. La retinitis pigmentosa, que afecta a alrededor de 1.5 millones de personas en todo el mundo, Involucra la degradación y la pérdida de las células en el ojo se utiliza para detectar la luz y el color de los conos y bastones. El resto de las células necesarias para la visión aún están intactas, pero las primeras células que tiene que ver ya no están, lo que conlleva a la ceguera. La mayoría de las investigaciones sobre la enfermedad se centra en la prevención o reparar las células dañadas, pero este estudio tuvo un único enfoque, ha descartado las células perdidas y fuimos directamente a la siguiente en línea. Estas células se conocen como células bipolares y ganglionares, y son responsables de procesar las señales para "ver" las células cuando son funcionales.Es decir, hasta que los investigadores los convirtieron en células de ver a si mismo. Los bastones utilizan un pigmento llamado rodopsina para detectar la luz, y mediante el uso de un virus, pudieron insertar el gen que produce la rodopsina en las células "ciegas" bipolares y ganglionares. (Esta es una técnica conocida como la terapia génica).

Cuando esto ocurrió, los ratones previamente ciegos recuperaron varios aspectos de la visión. Eran capaces de distinguir entre la luz y la oscuridad y el parpadeo de luz constante, y cuando se muestra una película de un búho, se quedaron fuera.

Las limitaciones y ensayos en humanos"Se puede decir que estaban tratando de escapar, pero no lo sabemos a ciencia cierta", dijo Rob Lucas, co-líder del equipo que desarrolló y probó el tratamiento, a New Scientist. "Lo que sí podemos decir es que reaccionan a la lechuza de la misma forma que los ratones deficientes visuales, mientras que los ratones que no recibieron tratamiento no hace nada."Solo sensibilidad a la luz se restauró (color de la visión requiere diferentes pigmentos de la rodopsina), y en la restauración fue algo limitada: "Los ratones tratados podía discriminar barras blanco y negro. Pero sólo los que erán 10 veces más grueso que los ratones podían avistar," dijo Lucas.Sin embargo, según el investigador Robin Ali, de la Universidad College de Londres, esta es la manera más eficaz de utilizar una terapia génica en la enfermedad hasta la fecha. Además, el virus utilizado para entregar la rodopsina ya está aprobada para el uso en seres humanos; Lukas espera que los ensayos en humanos puede comenzar en unos pocos años. 

Fuente:  redorbit.com

16 ago. 2015

Comienza primer ensayo clínico al tratamiento de la retinosis pigmentaria basada en células madre

Dr. Henry Klassen
Los participantes se inscribieron en el primer ensayo clínico que prueba el uso de células progenitoras de la retina para tratar la retinitis pigmentosa, informó el director del proyecto Dr. Henry Klassen de Gavin Herbert Eye Institute de la UCI y Sue y Bill Gross Stem Cell Research Center. El producto de la investigación con células madre en la UCI, estas retina progenitores son similares a las células madre en términos de potenciales propiedades regenerativas, pero son específicos de la retina.
Hasta la fecha, cuatro participantes con RP - todas desactivadas visual debido a la enfermedad degenerativa - han recibido inyecciones de células, ya sea en el Gavin Herbert Eye Institute en Irvine o al Retina Vítreo Associates en Los Angeles. Este esfuerzo es en conjunto con el Instituto de California para la nueva red Clínica Alfa de Células Madre de Medicina Regenerativa, del que la UCI es miembro fundador.
"Estamos muy contentos de estar en movimiento en la clínica después de muchos años de investigación de laboratorio", dijo Klassen.
La retinosis pigmentaria es una enfermedad genética rara asociada con la pérdida progresiva de los fotorreceptores de la retina (bastónes, luego conos), lo que resulta en ceguera nocturna, visión de túnel y, en última instancia, la discapacidad visual severa y ceguera. No existe un tratamiento actual de RP, que se considera un "huérfano" enfermedad por la Administración de Alimentos y Drogas, confiriendo así ventajas en cuanto a la vía de reglamentación necesaria para la aprobación de medicamentos.

La fase de ensayo abierto I / IIa está diseñado para evaluar la seguridad de las células progenitoras de la retina se inyecta en la cavidad vítrea a dos niveles de dosificación diferentes en pacientes con la fase final del RP. La matrícula total será de 16 pacientes - hasta las 12 de la UCI - todos los cuales recibirán una sola inyección de células en el peor ojo con anestesia tópica. No se utiliza la supresión inmune sistémica. Los participantes serán seguidos durante 12 meses; se controlarán los parámetros de seguridad y eficacia.
Este primero de su tipo de tratamiento basado en células madre para el RP fue creado por Klassen y el doctor Jing Yang, cofundador jCyte para patrocinar el desarrollo de la terapia de investigación, que está destinada a preservar la visión al intervenir en un momento degeneración de fotorreceptores en la retina del paciente pueden ser protegidos y potencialmente reactivadas, en contraposición a la más extrema desafío de reemplazar células perdidas.
El inicio de este ensayo clínico representa la culminación de un proyecto de investigación que se remonta más de una década - un proyecto, de acuerdo con Klassen, acelerada por el apoyo de la agencia de células madre del estado, el Instituto de Medicina Regenerativa de California, formada en 2004 cuando los votantes aprobó Proposición 71. CIRM concedió el equipo $ 17 millones para la fase actual del proyecto.

Fuente: medicalxpress.com

11 ago. 2015

Así (de mal) se ve el mundo con un ojo biónico

Esto no es un ojo biónico (o quizá si) | Blade Runner




La Universidad de Washington produce la primera simulación realista de la visión después de un implante de retina.

 Dicen que en los próximos años podríamos acabar con la ceguera. Si ocurre, será gracias a dos tecnologías que están cambiando el juego por completo: la optogenética y la prótesis de retina. Los dos tratan de sustituir los fotorreceptores dañados por la retinosis pigmentaria, un conjunto de enfermedades oculares crónicas de carácter genético y degenerativo. Pero, mientras que la optogenética opta por un diseño más orgánico, diseñando e insertando en la retina un nuevo tipo de proteínas sensibles a la luz, el implante de retina produce la estimulación eléctrica en la retina, sustituyendo lo dañado con dispositivos interconectados.
El

Lo llaman el ojo biónico: el paciente lleva unas gafas con una microcámara que captura la imagen y la transmite a una pequeña unidad de procesamiento de vídeo que parece un walkman. El sistema convierte la imagen en un código que vuelve a las gafas y se transmite de manera inalámbrica a una prótesis epirretinal implantada quirúrgicamente dentro y fuera del ojo. La prótesis incluye una antena, una caja de componentes electrónicos y un conjunto de electrodos.

Ver para contarla

Las dos tecnologías se han puesto ya en funcionamiento, más de un centenar de pacientes han recuperado la visión gracias a estas técnicas. Y, sin embargo, sus artífices eran incapaces de explicar a los pacientes lo más importante; cómo verían después de la intervención. Un dato importante, teniendo en cuenta que se trata de una cirugía compleja que requiere una gran inversión económica (hasta 100.000 dólares por el Argus II, el principal implante del mercado).
Peor aún: había un modelo pero, aunque técnicamente apropiado, era terriblemente engañoso. Se estimaba que los pacientes tendrían una experiencia de visión granulada, en blanco y negro, con una agudeza de 20/1260 (la vista perfecta es 20/20) pero el resultado real distaba mucho del ofrecido ("Scoreboard", el vídeo de la izquierda). Han sido unos investigadores de la Universidad de Washington, los que que han conseguido generar una imagén lo bastante aproximada al tipo de visión que recupera el paciente.  A grandes rasgos, el resultado dista mucho de ser perfecto. 
[VIDEO]

La cruda realidad: el mundo con un ojo biónico es en blanco y negro, está poblado de objetos borrosos y de objetos fantasma. El sistema es lento a la hora de "renderizar" la imagen, produciendo estelas y hasta desapariciones. Esto es así porque la táctica de estimular las células retinales no es granular, ni particularmente delicada. Una retina normal tiene hasta 20 tipos de células diferentes, y la luz estimula esas células de manera distinta. Con el implante de retina se estimulan todas las células a la vez, sin discriminar entre las distintas clases. Esto hace que todas generen la misma información, produciendo una imagen poco precisa, de bordes irregulares y fondos borrosos.
En optogenética sólo se estimulan dos clases de células retinales, lo que produce un extraño efecto de contraste elevado. Además, no es lo suficientemente rápido para procesar correctamente los objetos en movimiento. La lenta renderización produce estelas, como cuando hacemos fotos de larga exposición. Si va muy deprisa, puede hasta desaparecer. O, para el paciente, no haber ocurrido nunca.
Lo cierto es que, para los que han perdido completamente la visión, no sólo es un avance, también es una esperanza. Con todos sus defectos, ya permite hacer dos cosas por las que merece la pena vivir: ver el rostro de las personas queridas y leer. Además, la tecnología no es perfecta pero los problemas se producen por causas que ya conocemos. Los oftalmólogos y neurólogos implicados en estos desarrollos aseguran que, en próxima década, el mercado se llenará de tecnologías similares, cada vez más precisas y asequibles.

Fuente: .eldiario.es

10 ago. 2015

Crean robot que simula "perro guía".


Tres egresados del IPN desarrollaron un asistente móvil eléctrico que, mediante sensores ultrasónicos y dos cámaras, guía la marcha de los invidentes como lo haría un perro lazarillo, pero a diferencia del animal, Amepi tiene un precio más accesible.

Egresados de la Escuela Superior de Cómputo del Instituto Politécnico Nacional desarrollaron un asistente móvil eléctrico que funciona mediante sensores ultrasónicos y sirve para guiar la marcha de invidentes, como lo haría un perro lazarillo.

Francisco Javier García Macías, Jessica Sarahí Espinosa López y Manuel Caballero Martínez, egresados de la Escuela Superior de Cómputo (ESCOM), crearon el robot denominado Amepi, que podría sustituir a los perros guía, los cuales tienen un costo muy elevado y cuya asignación para discapacitados visuales es restringida.

Los jóvenes politécnicos señalaron que cuando el móvil se aproxima a un obstáculo, disminuye la velocidad y cambia de dirección, es decir, simula el comportamiento de un perro lazarillo. “Nosotros modulamos ese comportamiento y lo trasladamos al robot”, precisaron.



Según un comunicado el diseño del móvil es ligero, la estructura es de plástico y está provisto de dos cámaras. Una para visualizar el entorno, su tracción es de oruga y cuenta con un bastón que se ajusta de acuerdo con la estatura del usuario y funciona con 12 baterías AA recargables, mencionaron.

En el interior del móvil adaptaron una computadora que realiza todo el procesamiento y que está conectada a una tarjeta arduino, la cual envía señales a los motores para regular la velocidad y efectuar los giros requeridos.

Refirieron que Amepi cuenta con un sistema de visión artificial que conectaron a una diadema inalámbrica, para que el móvil avise al usuario si existen letreros en ambientes públicos, como rutas de evacuación, extintores, sanitarios o zonas de seguridad, entre otros, y mediante el micrófono que incluye la diadema el usuario le puede dar indicaciones al robot.



Perro lazarillo electrónico.

Los investigadores explicaron que el robot funciona mediante tres algoritmos. Uno se encarga de la evasión de obstáculos, otro simula el comportamiento del perro lazarillo y uno más se utiliza para reconocer letreros.

La base de tracción cuenta con dos cámaras, una para visualizar el entorno arriba y otra que detecta los símbolos QR para dirigirse al lugar que el invidente requiera. Con el prototipo creado los egresados de la ESCOM se titularán como ingenieros en sistemas computacionales.

Actualmente no existe ningún sistema en el mercado que compita con este desarrollo. Sus creadores planean incubar el proyecto para mejorarlo y realizar un diseño industrial que permita comercializarlo y convertirlo en una herramienta de desplazamiento eficaz para las personas invidentes.

8 ago. 2015

María José Macharelli, la atleta que ve sin ver.



María Macharelli es madre de dos adolescentes, esposa, psicóloga y profesora de Música.

María José está casada hace 20 años con Javier quien es docente. Empezó a correr por y con él. Hace diez que no suelta el acelerador. Es única en San Luis. A veces entrena o compite enlazada junto a otros guías o atletas. El acompañamiento exige mucha química por eso Macharelli siempre entabla amistad. La primera vez corrió en Sampacho cinco kilómetros de noche y con lluvia, acompañada por su hija. María José es madre de dos adolescentes, psicóloga, profesora de Música y cumplirá 42. Rompe cualquier molde: no usa anteojos negros, ni bastón y su perseverante tono alegre transmite vitalidad.


La carrera más desafiante que le tocó -cuenta luego de abrir la persiana americana de su nuevo consultorio durante la siesta- fue de 42 kilómetros en Buenos Aires. Pero como experiencia extraordinaria ella entrona a los 100 km desde Villa la Angostura a San Martín de los Andes, llamada la carrera de los siete lagos. En esa competencia integró un equipo de cinco no videntes con guías y corrieron 20 km cada uno. Macharelli ahora se prepara para repetir la hazaña. Dentro y fuera de las pistas asegura que se olvida que no ve. Quien la conoce, también.

A los 18 se vino para San Luis. Nació en Pellegrini, provincia de Buenos Aires, cerca La Pampa. De nacimiento sufrió retinosis pigmentaria pero perdió la vista aproximadamente cuando comenzó a correr. Sabe que, como en tantas disciplinas, mezclar a ciegos totales con disminuidos visuales no es equitativo, ya que éstos aún ven.



Hasta los 15, María José estuvo en crisis y enojada con su enfermedad. De pronto hizo click.

_ ¿Recuerda exactamente cuándo hizo click?

_ Un día mi hermano no me quiso acompañar a salir y mi papá lo castigó mucho. Entonces dije “basta”, me pregunté para qué estoy acá y cuál es mi misión. Y empecé a amigarme con la enfermedad y a manejarme de otra manera porque en mi casa me sobreprotegían un montón.

_ ¿Y cuál es su misión?

_ Mi tesis de Psicología la hice para ayudar a las familias de chicos con discapacidad, para que los padres no discapaciten a sus hijos más que la propia enfermedad. Porque, a veces, las familias desde la sobreprotección incapacitan a que los chicos puedan desarrollarse.



María José indica que sin una red de contención social y familiar ella no hubiera podido desarrollarse. “Yo estoy acá, y soy quien soy no solo por mérito mío, sino porque tuve unos padres que apostaron en un montón de cosas, y lucharon para que yo no fuese a una escuela especial, porque ahí antes se educaba en función de la discapacidad”, expresa. “Conocí a un hombre maravilloso, mis hijos, mis amigos y tengo un gran apoyo de mucha gente. Somos seres sociales y necesitamos esa red de contención sino no podemos formar nuestra identidad, nuestro carácter”, agrega la atleta de cabello al hombro.

Entre sus libros preferidos, la psicóloga amante de la música latina, recomienda “Bienvenido dolor”, de Pilar Sordo. También a Facundo Manes. Macharelli coincide con lo que sostiene el prestigioso neurocientífico acerca del liderazgo. “Un líder tiene que tener ciertas características. Tiene que anticiparse al futuro, tiene que estar dispuesto a abandonar el pasado, tiene que inspirar, motivar. Tiene que tener una gran red social y de contención”, dijo Manes cuando visitó la provincia el año pasado.

Macharelli corre hace diez años y lucha por la igualdad de oportunidades.



Macharelli corre hace diez años y lucha por la igualdad de oportunidades.

_ Por esta misión que usted tiene, ¿se considera una líder?

_Muchas veces la gente me dice que soy un ejemplo a seguir pero en realidad todos podemos ser nuestros propios líderes. El tema es que tengo una energía diferente a otras personas, que me hace ir siempre para adelante. Nunca me quedo enganchada con el pasado. Siempre disfruto el presente. Me centro en lo que está pasando ahora. Porque el presente es lo único que nos da la fuerza para que pueda o no haber un futuro, porque dentro de diez minutos no sabemos lo que puede pasar, entonces disfruto muchísimo de las cosas.

_ ¿Esa energía siempre estuvo en usted?

_ Desde que me hizo el click creo. Empecé a ver la vida de otra forma. Empiezo el día siendo muy agradecida. No pienso en lo que no tengo sino en lo que tengo, porque cuando uno ve lo que tiene es mucho más que lo que no tiene. Tenemos cinco sentidos y a mí me falta uno, uno en cinco no es mucho.

La atleta dice que no sirve llenarse de incertidumbres. “Veo que mucha gente espera que la motivación le venga del afuera, y a veces es necesario tener motivación externa, pero la más genuina es la interna, la que yo le pongo todos los días. A veces, a la gente se le va la vida luchando por algo que en realidad ni siquiera era su propia meta. Por eso está bueno tener un proyecto de vida. Uno tiene que organizar su vida en función de los recursos que tiene y saber exactamente dónde uno quiere llegar”, sostiene.



_  ¿Esa energía es espiritual?

-- Es un poco de todo. Creo en dios. No soy demasiado practicante, pero creo mucho en mí y tengo mucha convicción. Las cosas que quiero son un desafío. Alguien me dice que no, y no voy a parar hasta conseguirlo, si evalúo y tengo las herramientas y los recursos para hacerlo.

María José todavía recuerda su pionero inicio en la docencia. “Era un acto público. Cuando voy a tomar cargos, empiezo a caminar en el piso de madera y se hizo un silencio, y se escuchaba ‘ay dios mío esta mujer no ve’, ‘ay espero que no vaya a mi escuela’, decían algunos directivos. Cuando asumí, la directora de la escuela Nº 24 me dijo: ‘No sé cómo será trabajar con una profesora ciega pero vamos a aprender juntas, bienvenida’, relata.



_ Cumplir esta misión, ¿es sólo una cuestión de voluntad? Porque usted dice que se despierta una energía, ¿pero depende siempre del voluntarismo o del rol activo?

_ No totalmente, pero tiene mucho que ver. Es difícil explicarlo. Yo cuando corro siento que veo y creeme que es eso. No es solo voluntad. La motivación va más allá de la voluntad. La motivación es como la nafta para el auto. Es una fuerza que nos mueve hacia adelante, esa energía. Porque si no, a veces todos le ponemos voluntad y con la sola voluntad no alcanza. Es alinear todo.



La psicóloga también ha brindado capacitaciones a deportistas para los Juegos Binacionales y fue distinguida por el Consejo Provincial de la Mujer.

_ ¿Hay pocos atletas acá que entrenan el aspecto mental?

_ De la totalidad de los deportistas que hay en cada disciplina yo no sé si como mucho llegarán al 20%. Porque falta entender cómo manejar la ansiedad precompetitiva, la motivación, el miedo a competir.

_ ¿En la educación también se habla de esto?

_ Hay que enseñar no solo los contenidos pedagógicos sino a manejar o entender las emociones, ponerse en el lugar del otro, cómo manejar el dolor o la pérdida de algún familiar.

_Habla de entrenamiento mental tanto en el deporte como en las escuelas, ¿y la intuición qué lugar ocupa?

_Es importante pero no es lo único. También la experiencia, la parte psicométrica, la observación. Aunque no vea, observo mucho a mis pacientes, que me dicen que tengo mucha intuición.

_ ¿Cree que todas las personas tienen esta capacidad para conectarse con ese sexto sentido?

_Todas no.

_ ¿No se entrena?

_Se puede entrenar, pero primero hay que saber que es útil e importante. Lo que pasa es que lo emocional hace un par de años se está estudiando como algo urgente. Antes considerábamos que todo lo racional era lo importante. Antes se decía que las emociones tenían que ver con el corazón y ahora sabemos que están reguladas por la amígdala que está en la base del cerebro.


Para correr, María José cuenta que utiliza técnicas de visualización, basadas en la imaginación y en verse como protagonista de la historia que se pretende lograr. Además, señala que puede visualizar porque ha tenido visión. A esta preparación añade frases empoderadoras o motivadoras. “Uno decreta todos los días lo que va a hacer. Si quiero algo seguramente lo voy a lograr, si está alineado con mis posibilidades y herramientas”, subraya. “La creencia es muy importante y la intencionalidad que le pongo a la palabra”, dice.



_ El ‘no puedo’ es uno de los limitantes para entrenar y el ‘no tengo tiempo’ también parece una muletilla…

_ Pero tenemos tiempo, es cuestión de organizarse y priorizarse uno. A veces trabajo desde las 7:00 hasta las 22:00 en horario corrido y movilizo a medio mundo, pero me hago un tiempito para hacer algo que me guste. Nos tenemos que poner como prioridad. Si yo no estoy bien, no puedo estar bien para mi familia, mis amigos.



_ ¿Por qué cree que cuesta ponerse en el lugar del prójimo?

_ En estos últimos tiempos vivimos en una sociedad muy exitista y egoísta que nos interesamos en lo que solo le pasa a uno. Hasta que no nos pasa, no nos damos cuenta qué le pasa al otro.

Estamos viviendo muy apurados, se tiende mucho hacia la competitividad. Entonces competimos por el auto más nuevo, el trabajo mejor pago, hasta dónde estudian los hijos. Esto nos lleva a enajenar la parte más humana que tenemos.



_ ¿En qué se diferencia este sentido del yo como prioridad, del yo egoísta en la sociedad que usted dice?

_Yo me priorizo, pero en esta prioridad puedo entender las prioridades del otro, ahí está la diferencia. Ser más flexibles, permeables, abrir nuestra cabeza que es como un paracaídas, tenemos que poder abrirlo.

Macharelli se negó a recibir la pensión estatal por discapacidad, incluso antes de profesionalizarse. “No concibo la posibilidad de que me paguen por no estar haciendo nada, porque todo es un ida y vuelta, y además eso me iba a invalidar a mí en cosas que podía hacer. Por supuesto que entiendo que hay gente que lo necesita porque no puede trabajar, pero en mi caso podía hacer un montón de cosas. A veces las personas te niegan la posibilidad por miedo a lo desconocido”, explica. Y enfatiza que volvería rechazar la pensión.



_ ¿La categoría sigue siendo su bandera en el atletismo?

_ Sí, ahí se me escapan todos los libros. Peleo mucho porque todos tenemos todas las posibilidades. Igual que por ejemplo me digan convencionales corren diez y especiales corren tres ¡ah es como si me patearan el hígado! No. Corremos todos diez o tres. Lucho mucho por la igualdad de oportunidades.

De pie, a su lado, en el consultorio ubicado en el Barrio El Lince, su marido Javier comenta que hace poco realizó una presentación ante el INADI, porque para una competencia organizada por una empresa multinacional en el folleto de promoción difundían que capacidades especiales tendrían premio a definir.



María José asiente, molesta.

El domingo pasado Macharelli corrió los 15 km de New Balance, en Buenos Aires. Al día siguiente recibió a pacientes desde las 7:00. Con el campeonato puntano en el horizonte, actualmente entrena cuatro días a la semana en la ruta hacia Terrazas del Portezuelo, además da clases, es madre, esposa y amiga. Su lucha cotidiana energiza. 
_ ¿Qué es la vida?

_ Creo que la vida es como una encomienda que nos llega y tenemos que abrirla y empezar a desandar cada uno de los pasos, pero ir sin prisa, disfrutando cada uno de los momentos como si fuera el único y el último, sin mirar para atrás y sin esperar demasiado del mañana.

7 ago. 2015

¿Qué tan bien puedo ver con el ojo biónico?



Nuevas simulaciones por ordenador muestran los límites de los ojos prostéticos y sugieren vías para hacerlos mejor.

 Las simulaciones de lo que las personas ciegas ven cuando sus retinas son estimulados eléctricamente revela distorsiones característicos.

 Primero los ojos biónicos del mundo ya se han unido a las retinas de decenas de personas ciegas o casi ciegas, y estamos ahora empezando a tener una idea de lo que los pacientes ven.

 Las personas con estos implantes tienen la capacidad de distinguir la luz de la oscuridad, y que puedan reconocer los contornos de los objetos en su opinión. Sin embargo, la visión creada artificialmente también se distorsiona en ciertas formas características, dice Geoffrey Boynton , un profesor de psicología en la Universidad de Washington. imágenes Nuevas simulados por ordenador , con base en los informes de las personas con implantes de retina, así como conocimiento bastante bien establecida de cómo las células de la retina responden a señales eléctricas, puede ayudar a ilustrar estas distorsiones, dice Boynton, quien condujo la investigación junto con un compañero de la universidad de profesor de psicología de Washington, Ione Fine. Esta información puede servir como base de futuro, los modelos más avanzados que podrían ayudar a los técnicos a desarrollar dispositivos de próxima generación con una mejor oportunidad de recrear la visión real.



El implante de retina solamente aprobado clínicamente es un dispositivo llamado el Argus II , fabricado por la compañía Second Sight. Se ha utilizado para tratar a pacientes con retinosis pigmentaria, una enfermedad caracterizada por la degeneración de los fotorreceptores, las células de la retina que son sensibles a la luz. Una cámara captura imágenes y las convierte en patrones de impulsos eléctricos, que luego son entregados a la retina a través de una matriz de electrodos implantado.

Uno de los retos para lograr una mejor visión con prótesis de hoy es que debido a la anatomía de la retina, las matrices de electrodos tienden a estimular más células que los que se dirigen. Es por esto que los pacientes reportan vetas de visibilidad, dice Boynton. Otra dificultad es que los implantes de hoy no dan cuenta de la amplia gama de tipos de células en la retina. Como consecuencia, ciertas células disparan juntos que no lo haría en un ojo normal, por lo que las imágenes resultantes difícil de comprender.



Muchos esfuerzos para mejorar la capacidad de las prótesis de retina se han centrado en el aumento de la resolución de la matriz de electrodos. Pero simulaciones Bellas y de Boynton asumen que que la matriz que están modelando tiene significativamente mayor resolución que el Argus II, y las imágenes resultantes sugieren que se necesitan otros enfoques para crear experiencias perceptivas más comprensibles.

6 ago. 2015

La importancia de ahorrar Agua.

El pasado 22 de Marzo se celebró el Dia Mundial del Agua. No sobra recordarle unos cosejos o tips para ahorrar agua... Nuestros hijos se lo agradecerán.

¿Sabías que...?



-Un grifo abierto gasta más agua de la que te imaginas de 5 a 10 litros van al desagüe cada minuto.
-Si dejas el grifo abierto mientras te lavas los dientes, puedes malgastar casi 20 litros de agua.
-Si te duchas con el grifo abierto, puedes estar botando 60 litros de agua.
-Fregar los platos con el grifo abierto supone un consumo de unos 100 litros de agua.
-Lavar el carro con una manguera puede suponer un consumo de unos 500 litros de agua.

Consejos

-Moja el cepillo de los dientes y acláralo. Coge un vaso de agua para enjuagarte los dientes. Cuando te laves los dientes con el grifo cerrado ahorrarás 19 litros de agua.
-Llena el lavamanos cuando te afeites, sólo utilizarás 5 litros de agua.
-Dúchate en vez de llenarte la bañera. Ahorrarás 60 litros de agua.
-Pon la lavadora y el lavavajillas cuando estén llenos del todo. Ahorrarás 80 litros.
-Repara los grifos que gotean y vigila los grifos mal cerrados. Puedes ahorrarte hasta 180 litros.
-Descongela los alimentos a temperatura ambiente, nunca bajo el grifo. Ahórrate 15 litros.
-Lave la fruta y la verdura en un recipiente. Ahórrate 10 litros.
-Cuando cambies los electrodomésticos buscalos con la etiqueta ecológica.
-Vigila las posibles fugas de agua en el inodoro y en los grifos.
-Tira de la cadena del inodoro sólo cuando sea necesario; no lo utilicés de cenicero o papelera. Ahorrareis los 6 - 8 litres de agua que contiene la cisterna.También evitarás la sobrecarga de las depuradoras de aguas residuales.
-Lave el carro con una esponja y un balde, gastarás menos de 50 litros.
-Utiliza la escoba en lugar de la manguera para limpiar patios y terrazas.
-Ajusta correctamente los aspersores y concentra el riego en zonas verdes.
-Utiliza plantas autóctonas que consumen poca agua.
-Deja crecer el césped más alto, disminuiréis la evaporación del agua, especialmente si el verano es muy seco.
-Intenta regar a primera hora de la mañana o al atardecer. Si riegás en horas de sol, el 30% del agua se evapora.

Pequeños esfuerzos, para grandes resultados


-Utiliza aparatos con etiqueta ecológica, renueva los aparatos (grifos, duchas y cisternas) por otros más modernos y eficientes.
-Normalmente las duchas consumen hasta el 30% del agua doméstica. Un cabezal de ducha corriente gasta de 12 litros de agua por minuto y, así, una ducha corta consume unos 125 litros de agua.
-El cabezal de ducha de bajo consumo reduce el consumo hasta la mitad o más.
-Prueba del Balde.
Sólo necesitarás un reloj con segundera y un balde de, como mínimo, 3 litros de capacidad. Sujeta el balde bajo la ducha y calcula el tiempo que el agua tarda en llegar a la línea de los 3 litros. Si tarda menos de 20 segundos, deberías sustituir el cabezal por un modelo de bajo consumo.
-Utiliza cisternas de inodoro de 6 litros, muchas cisternas de inodoro aún son de 8 litros, sin mecanismos de interrupción de descarga.
-Los inodoros con pulsador/tirador son los más comunes de los que funcionan por gravedad. La cisterna está adosada en la taza. La descarga de 6 - 8 litros se realiza en cada uso mediante un pulsador o tirador.
-Los inodoros con cisterna elevada funcionan también por gravedad. La cisterna está colocada en altura y la descarga está accionada mediante un tirador. La incorporación de mecanismo de interrupción de descarga no es posible, pero se puede colocar un contrapeso que interrumpe el flujo cuando deja de accionarse el tirador.
-Sistemas de doble descarga y de interrupción de descarga, los inodoros con cisterna baja ahorran agua mediante la incorporación de un sistema de descarga que permite escoger al usuario entre dos volúmenes diferentes de descarga de agua (6 - 8 litros ó 3 - 4 litros) o mediante la parada voluntaria de la descarga al volver a pulsar el botón. Si lo consultas en los comercios encontrarás que los nuevos inodoros tienen estos dispositivos de origen. Su eficiencia está vinculada al conocimiento y al uso de esta medida por los usuarios.
-Las aguas grises constituyen del 60 al 65% del consumo doméstico de agua.
-No todas las aguas grises son apropiadas (por ejemplo, se ha de evitar que la grasa de las cocinas vaya a parar a las depuradoras de aguas grises)
-Es sumamente eficiente y sencillo alimentar las cisternas de los inodoros con las aguas grises.
-Muchas de estas aguas pueden ser un buen recurso para el riego de las zonas ajardinadas.
-Su instalación es recomendable siempre que sea en nueva construcción o bien en reformas de viviendas.

4 ago. 2015

La vida en penumbras: conoce la retinosis pigmentaria.


La vida en penunmbra: retinosis pigmentaria 
 Artículo publicado por la Clínica Universidad de Navarra el junio 23 de 2015.

La semana pasada, la prensa se hacia eco del caso de Josefa Jiménez Rodríguez, una cordobesa de 62 años que recuperaba la visión tras 30 años de ceguera absoluta. El milagro se produjo gracias a la implantación de un ojo biónico, operación que sólo se puede realizar a los pacientes que padezcan retinosis pigmentaria. Dicha técnica, pionera en España, ha devuelto la visión a la mujer a través de imágenes bidimensionales en blanco y negro proyectadas por una videocámara que lleva incluida en sus gafas.
La retinosis pigmentaria es una enfermedad ocular degenerativa y hereditaria. Se nace con ella o con la disposición a padecerla, pero no suele manifestarse antes de la adolescencia. Reduce gravemente la capacidad visual y, en muchos casos, conduce a la ceguera. Suele afectar por igual a los dos ojos. Normalmente no se es consciente de la enfermedad hasta fases avanzadas.
La retinosis pigmentaria destruye de manera paulatina algunas células de la retina que llevan las imágenes al cerebro. Pero no todas las retinosis pigmentarias son iguales ni conllevan igual pérdida de visión.
En familias con varios enfermos en todas las generaciones, el 50% de los hijos de un afectado, igual mujeres que hombres, corren el riesgo de padecer la enfermedad.
De padres portadores de la enfermedad aunque no la padecen, el 25 % de su descendencia podrá estar afectado. De madres que no padecen la enfermedad pero son portadoras, el 50% de sus hijos varones tendrán el riesgo de padecerla.
Entre los síntomas más frecuentes, destacan:

  • Ceguera nocturna: se manifiesta como una mala adaptación a la oscuridad y a los lugares poco iluminados. La retina es la capa más interna del ojo, donde se encuentran las células que diferencian la visión diurna y de colores llamadas conos y la visión nocturna o en lugares poco iluminados llamadas bastones. En la retinosis, generalmente se afectan primero los bastones y después los conos, por lo que, se conoce esta enfermedad como ceguera nocturna.
  • Campo de visión limitado como pérdida de visión periférica: hay que girar la cabeza para ver los objetos circundantes. Se conoce como visión “en túnel”.
  • Deslumbramiento: como molestias ante excesiva luminosidad, haciéndose necesarias gafas de sol especiales.
  • Disminución de la agudeza visual: dificultad para percibir formas y objetos.
  • Deslumbramientos y fotopsias: muchos afectados perciben luces o pequeños flases en la periferia de su campo que dificultan la visión, especialmente en condiciones de excesiva luminosidad.
  • Alteración de la percepción de los colores: suele afectar más el eje azul amarillo. Se produce cuando la enfermedad está muy avanzada.
Además de la intervención pionera anteriormente mencionada, según los especialista del Departamento de Oftalmología de la Clínica Universidad de Navarra,  existen otros tratamientos para esta enfermedad, entre los que destacan:

  • Vitaminoterapia (Vit. A, C, E y B6)
  • Minerales
  • Hemorreológicos
  • Electroestimulación
  • Magnetoterapia
  • Ozonoterapia cubana
  • Tratamiento quirúrgico
  • Proteger los ojos de la luz solar
  • Dejar fumar y de beber en exceso bebidas alcohólicas y café
  • Dieta rica en: frutas y vegetales
  • Realizar ejercicios físicos de forma sistemática
  • Asistir a consultas programadas y cumplir con el tratamiento
  • Estudios genéticos para garantizar la detección precoz de la enfermedad.
Fuente:  abc.es/salud