27 dic. 2016

MinTIC presenta el Sello de Accesibilidad Web

A través de una insignia que se ubicará en el home de los portales web en el país, los colombianos podrán saber si el sitio electrónico que están consultando es accesible. La iniciativa busca beneficiar a todos los usuarios de Internet y disminuir la brecha digital de la población con discapacidad.
El Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) en alianza con el Instituto Nacional Para Ciegos (INCI) y el Instituto Nacional Para Sordos (INSOR) presentaron el 'Sello de Portal Accesible', durante el cierre anual de la iniciativa ConVerTIC. Esta certificación, que se otorgará a los sitios web que garanticen accesibilidad a personas con diversos tipos de discapacidad, se convierte en un punto a favor para el desempeño social y productivo de esta población.
Las páginas web de entidades públicas y privadas podrán usar el sello para demostrar que implementan los prototipos de accesibilidad en sus sitios electrónicos, con lo cual beneficiarán directamente a cerca de 3 millones de colombianos con discapacidad, de los cuales el 43,4% presenta limitaciones visuales o auditivas.
"La accesibilidad beneficia a todos los tipos de usuarios que visitan la web, ya que hace que los contenidos se presenten en forma comprensible y amigable para todos. Internet es un universo de posibilidades y con el Sello de Portal Accesible, estamos garantizando su aprovechamiento", señaló Adriana Correa, Directora de Apropiación del MinTIC.
El Sello de Portal Accesible tiene tres niveles que serán identificados gráficamente a través de estrellas acumulativas, en la que cada una señalará el nivel de compromiso y apropiación de la accesibilidad en la página de Internet de la empresa o entidad interesada en sumarse a la iniciativa.
Para obtenerlo, se debe participar en los espacios de capacitación en herramientas digitales incluyentes, ofrecidos por el Ministerio TIC a través de la iniciativa ConVerTIC y en alianza con el INCI y el INSOR, tras los cuales deben presentar e implementar planes de accesibilidad web en sus portales, los cuales deben ser validados posteriormente.

La Accesibilidad Web es posible con ConVerTIC
Con una inversión cercana a los 6.000 millones de pesos en la compra de las licencias, desde 2014, ConVerTIC permite la descarga gratuita de los software Jaws y Magic a usuarios en todo el territorio nacional.
Jaws es un programa lector de pantalla que permite que las personas con discapacidad visual escuchen la información que va apareciendo en las pantallas y naveguen en cualquier computador. Por su parte, Magic Vision es un software que amplía hasta 16 veces el tamaño de la letra y la contrasta, facilitando que personas con baja visión puedan acceder a los contenidos digitales.
Durante 2016, a través de ConVerTIC más de 400 comunicadores web máster y productores de contenidos digitales de todo el país, se capacitaron en uso y provecho de estos software a través de los Talleres de Accesibilidad Web.
Por otro lado, más de 1.500 docentes y agentes educativos (directivos y administrativos) se formaron en acceso, uso y apropiación de Jaws y Magic Vision, con la finalidad de brindar escenarios de inclusión en el aula de clase a personas ciegas y con baja visión.
Así mismo, más de 800 personas con discapacidad visual, sus cuidadores, familias y amigos de los departamentos de Antioquía, Atlántico, Eje Cafetero, Nariño, Valle y Bogotá participaron en el proceso de alfabetización digital gratuito que brinda ConVerTIC.
La población participante aprendió el uso y apropiación de computadores y equipos móviles, Internet, aplicaciones y varios programas, mediante los software lector y magnificador de pantalla que todos los colombianos pueden descargar sin costo, gracias a la licencia que adquirió el Gobierno Nacional a través del Ministerio TIC.
Descargar ambos programas es fácil; los interesados en sumarse a la consolidación de una sociedad más incluyente a través del uso y apropiación de la tecnología, pueden ingresar a www.vivedigital.gov.co/convertic.
A través de ConVerTIC, en 2016, se lograron 100 mil nuevas descargas y licenciamientos de Jaws y Magic.

Fuente: INCIdigital

9 dic. 2016

Cómo adaptar la casa para las personas invidentes o con baja visión

Ya sea de forma adquirida, debido a accidentes o desde el nacimiento, cada vez es más frecuente padecer problemas de visión en nuestra sociedad. En algunos casos, estos problemas se agravan hasta dificultar de forma importante el reconocimiento del entorno que nos rodea o, incluso, llegar a la ceguera total o parcial.
Especial importancia tienen los casos de invidencia en niños pequeños, cuya seguridad nos preocupa mucho más en casa. Pero existe una serie de medidas que se pueden implantar en cada vivienda para ayudarles a disfrutar de una vida más fácil, y que recogemos de estos consejos de Family Connect para padres de niños con problemas visuales.
 

- Primero es necesario hacer una evaluación de la casa Lo más importante es analizar qué disposición tienen todos los objetos de tu hogar y cuál es su estructura óptima, de cara a organizarlo todo para que tu hijo o cualquier persona con deficiencias visuales pueda adaptarse de forma más sencilla a vivir en ella.
Sobre todo, estudia a conciencia:
-Luces, colores y contrastes existentes en tu hogar.
-Texturas y tactos de los objetos.
-Etiquetas y marcas para guiar en su reconocimiento.
-Organización y seguridad.

Es decir, si tu hijo o cualquier habitante de tu casa tiene algo de visión útil, es posible ayudarle a usarla con mayor eficiencia si ajustas la iluminación, el resplandor, el color, el contraste y el exceso de objetos.
Veamos, punto por punto, las posibilidades existentes:
 

- Iluminación La mayoría de las personas con baja visión prefieren la luz natural, del tipo de la que entra por las ventanas.
Pero hay varios grupos que, por sus problemas visuales, pueden tener dificultades con el exceso de iluminación. Algunos ejemplos son las personas con albinismo, aniridia, u otras afecciones que causan fotofobia.
Si ves que la persona con problemas de visión entrecierra los ojos cuando hay mucha luz, considera la posibilidad de conseguir una forma ajustable de cubrir las ventanas.
Por ejemplo, existen persianas semitraslúcidas u opacas que reducen el deslumbramiento. Se pueden bajar desde arriba o levantar desde la parte inferior.Facilítales una lámpara adicional de intensidad regulable y brazo flexible para actividades como la lectura.
Resplandor
A la mayoría de la gente no le gusta mirar una superficie que produzca deslumbramiento, pero la luz que refleja una superficie brillante es particularmente incómoda para niños ciegos o con grandes problemas de visión.
Procura eliminar o llevar al mínimo el resplandor en la pantalla de tu televisor, la superficie de las mesas y las páginas de los libros; para ello haz pruebas con lámparas próximas para dar con el lugar en que conviene ponerlas de modo que los reflejos se disminuyan al mínimo.
 

- Color Podrás notar que tu hijo tiene un color preferido, como el rojo o el amarillo. Si es así, procura usarlo siempre que quieras llamar su atención sobre los objetos que le pertenecen.
Los colores te servirán para guiarlo en su día a día, empleándolos para ayudarle a diferenciar contenedores de ropa o juguetes, materiales de estudio, etc.
 

- Contraste Un alto contraste entre un objeto y el fondo contra el que se lo ve es con frecuencia útil para las personas con diversidad visual.
Encuentra maneras de aumentar el contraste en tu casa. Una funda de almohada rojo brillante será más fácil de ver para la persona con baja visión contra una sábana blanca de su cama, que si las dos tienen el mismo color.
Esto es válido para cualquier faceta de la vida, como la alimentación: si pones la comida en una taza o en un plato que tenga mucho contraste con su alimento, le será más fácil ver lo que está comiendo.
 

- Exceso de objetos Cuando hay muchas cosas en un estante o en la mesa de la cocina y están muy cerca unas de otras, es difícil para cualquiera identificar una en particular.
Para un invidente o persona con baja visión, puede ser una tarea mucho más complicada. Evita dejar que se acumulen objetos en los estantes del baño, en las mesas de la cocina, en la mesa próxima a la cama de la persona invidente o en la parte superior de su tocador. Considera la posibilidad de dejar cierto espacio entre ellos de modo que se los pueda reconocer con más facilidad.
 

- Textura y tacto Independientemente del grado de visión útil de tu hijo y si es invidente total o parcial, estimúlalo a usar su sentido del tacto para obtener información acerca del lugar en que están las cosas en la casa.
En el baño, por ejemplo, puedes poner una banda de goma alrededor de su cepillo de dientes de modo que esté seguro de que es el suyo y no el de otro.
De la misma forma, una etiqueta táctil en el armario de la cocina en que se guardan sus cereales le ayudará a encontrarlos por sí mismo.
Si tu hijo aprende braille cuando sea mayor, las etiquetas de las cosas se pueden escribir en este sistema; si no es usuario, la etiqueta puede tener una forma en relieve o una textura que pueda asociar con el objeto que esté buscando.
Es importante, sobre todo, proteger a la persona con problemas visuales durante sus trayectos por la casa.
Para ello, elimina obstáculos en pasillos y zonas de tránsito con los que podría tropezar, y retira cuadros y objetos que puedan caerse de la altura de sus manos, para que pueda tocar la pared para guiarse.
 

- Organización y seguridad Es especialmente importante organizar la casa de manera que quede protegido de posibles daños y que pueda desarrollar buenas destrezas básicas:
Pega con cinta adhesiva los bordes de las alfombras pequeñas, de modo que no patinen o se deslicen de repente y provoquen una caída.
Mantén las puertas de las habitaciones y de los armarios cerradas, o pon un objeto pesado contra ellas para que queden completamente abiertas.
Recuerda a todos los miembros de la familia que guarden los juguetes, trastos, herramientas, juegos, mochilas, portafolios y cualquier otra cosa con la que uno pueda tropezar.
Mantén los productos de limpieza en lugares seguros, y las medicinas de cualquier clase en botiquin contramarcada. Los candados que no usan llave a ti te resultarán fáciles de abrir, pero serán difíciles para tu hijo.


Fuente: 20minutos.es

8 dic. 2016

La Terapia Genética frena la ceguera producida por la RP

Según la investigación financiada por el Instituto Nacional del Ojo (siglas en inglés, NEI), miembro del Instituto Nacional de la Salud, la terapia genética mantiene la visión y se ha comprobado en un estudio realizado a varios perros que se encontraban en el último estadio de la retinosis pigmentaria.
Por primera vez, los científicos de la Universidad de Pensilvania y de Florida, Gainesville, han señalado que la terapia genética puede ser un beneficio potencial incluso después de una importante pérdida de células del ojo. Hasta este punto, los estudios en animales han mostrado beneficios a partir de la terapia genética, siempre y cuando se emplee en los primeros estadios de la enfermedad.
Según el Doctor Neeraj Agarwal, director de un programa en el Instituto Nacional del Ojo, “el estudio muestra que existe un gen corrector que puede frenar la pérdida de fotorreceptores en la retina y proporciona una buena prueba de la terapia genética en un estadio intermedio de la enfermedad, por lo que aumenta el índice terapéutico”.
La retinosis pigmentaria es la enfermedad hereditaria más común que provoca una degeneración de la retina, es decir, el revestimiento del tejido sensible a la luz que se encuentra detrás del ojo. Alrededor del 70 % de las personas tienen un cromosoma X ligado a mutaciones que causan una pérdida de la función del gen regulador GTPase de la retinosis pigmentaria (RPGR), el cual codifica una proteína importante para el mantenimiento de la salud de los fotorreceptores. La enfermedad daña tanto a los conos como a los bastones.
Para superar los efectos de las mutaciones del RPGR, los investigadores han empaquetado genes RPGR sanos junto con un adenovirus asociado que causa algunas enfermedades en las personas. El objetivo es que el virus libere los genes en las células de la retina y que estos genes produzcan la proteína RPGR.
Los investigadores han probado la terapia genética en perros en una forma del gen RPGR ligado al cromosoma X vinculado a la retinosis pigmentaria, que aparece en algunas razas mestizas. Los perros que se encuentran en un estadio temprano o tardío de la enfermedad fueron tratados con la terapia en un solo ojo y el no tratado se evaluó en el examen. Los resultados del estudio se publicaron en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS, siglas en inglés).
Varios escáneres demuestran que la terapia detiene la delgada capa de la retina donde se encuentran los fotorreceptores y que normalmente se degeneran a causa de la enfermedad. A través de la inmunomarcación, una técnica que ayuda al etiquetado de las características del interior de las células, los investigadores mostraron que la estructura de los fotorreceptores de los conos y bastones mejora en el ojo tratado y se preserva mejor en comparación con el ojo no tratado.
Las grabaciones eléctricas de la retina también demuestran que la terapia mantiene la función de las células. En general, los resultados sugieren que la terapia genética frena la enfermedad asociada a la muerte celular durante, al menos, un periodo de 2 años y medio.
Incluso en perros que se encuentran en el último estadio de la enfermedad, la terapia genética frena la pérdida del grosor de la retina y mantiene la estructura de los fotorreceptores no dañados. Por el contrario, el ojo no tratado continúa perdiendo grosor retiniano y la función de los fotorreceptores.El rendimiento visual, bajo la luz tenue en una carrera de obstáculos y en un laberinto que requiere la percepción de la luz tenue, mejoró notablemente en los perros al utilizar el ojo tratado en comparación con el no tratado.


Fuente: Retinosis.org

4 dic. 2016

Cómo interactuar con una Persona con Diversidad Funcional Visual PDFV

El blog Juntos Retinosis & Usher, promueve el uso del término Persona con Diversidad Funcional, y NO persona con discapacidad. 
Capacidad tenemos mucha, discapacidad, ninguna. Nos falla la vista, no el cerebro.


Esta pretende ser una guía para aquellas personas que tratan por primera vez con alguien ciego o de baja visión, ya que a veces por ignorancia tratamos de evitar ciertas conversaciones o directamente nos negamos a tratar a dichas personas por miedo a hacer algo mal, pero lo primero que hay que tener en claro es que una persona ciega o con baja visión es una persona, usted dirá pero es una persona diferente, a lo que yo repondo y quien no lo es.
La Diversidad Funcional es una característica de los seres humanos a la que, obviamente, no escapan las personas con limitaciones visuales severas. En realidad, salvo que no puedan ver bien no se diferencian en nada de las dificultades, sufrimientos y alegrías de cualquier otra persona. No hay que perder de vista que el limitado visual es ante todo una persona, y que por tanto, cada persona ciega o con baja visión es absolutamente diferente de otra, como lo puede ser usted de otra persona. Tener una deficiencia visual no hace que una persona sea mejor o peor que una persona que ve normalmente. Probablemente, por causa de la deficiencia, esa persona pueda tener dificultades para realizar algunas actividades y, por otro lado, podrá tener extrema habilidad para hacer otras cosas. Exactamente como todo el mundo. Valore la diferencia. Ella existe y es necesario aprovecharla para enriquecernos. No subestime las posibilidades, ni sobreestime las dificultades, y viceversa. Un discapacitado no es ni un ser de segundo orden ni un superhéroe, es simplemente una persona, con sus virtudes y defectos. No olvidar que todos somos diferentes y que aún así podemos convivir y enriquecernos de esas diferencias es un camino extremadamente fecundo.

Nota: Persona con Diversidad Funcional Visual, PDFV, puede ser una persona invidente, o con baja visión.

Cada Persona con Diversidad Funcional Visual (PDFV) debería:
* Aprender qué es lo que puede o no ver
* Aceptar las limitaciones visuales.
* No realizar tareas que pueden ser peligrosas.
Esto no quiere decir que la PDFV debe sentarse en su casa y no hacer nada por miedo sino que debe aprender las técnicas y utilizar los elementos adecuados para realizar las tareas hogareñas, del trabajo, escolares y recreativas.

-Cómo interactuar con un invidente
- Saluda a la persona en voz alta. Cuando entres en una habitación donde está una persona ciega, inmediatamente di algo que le alerte de tu presencia Estar callado hasta que estés a su lado puede no ser grato para nadie.
- Di tu nombre para que sepa quién eres.
- Si va a saludar a PDFV tómela de la mano, no le verá la mano si solo la extiende.
- Avísale cuando salgas de la habitación. Tal vez no sea instintivo, pero siempre debes decir algo cuando estés a punto de salir en su defecto dejarás a la persona hablando sola, esto es frustrante y vergonzoso.
- Pregúntale si le gustaría ayuda. Si parece que la persona necesita ayuda, lo mejor que se puede hacer es preguntar en lugar de asumir que requieren tu ayuda. Solo di ¿necesitas ayuda? Si la respuesta es positiva, pregúntale qué le gustaría que hagas.
- Si dice que le gustaría ayuda, solo haz lo que te pide y nada más Es común que las PDFV que tienen buenas intenciones, se hagan cargo y terminen dañando más de lo que ayudaron.
- En algunas situaciones, ni siquiera existe la necesidad de preguntar. Por ejemplo, si todos están sentados en la mesa y la persona ya está sentada, no tienes que ir y preguntar si puedes hacer algo. Sé sensible con la situación y no asumas cosas.
- Haz preguntas directamente a la persona. Muchas personas que no tienen experiencia con personas ciegas no están seguras de cómo dirigirse a ellos, así que se dirigen a su acompañante. En un restaurante, por ejemplo, es común que los meseros le pregunten a la persona que está sentada al lado de la PDFV , si es que desea más agua, una carta o algo parecido. Las PDFV pueden oír sin problemas y no existe ninguna razón para no dirigirte a ellos como lo harías con todos los demás.
- Usa palabras como “mira y ve". Tu inclinación puede ser alterar tus hábitos normales de lenguaje y tratar de encontrar maneras de decir palabras como “mira y ve". Está bien usar estas palabras comunes, pues sería raro no hacerlo. Puede hacer que la persona ciega se sienta más incómoda si le hablas de una manera diferente de la que hablas con otras personas. Por ejemplo, puedes decir algo como, “qué bueno verte “ o "vamos a ver una pelicula", o “nos vemos luego".
- No acaricies al perro guía de una PDFV . Los perros guía son animales altamente entrenados que mejoran la vida y seguridad de las PDFV. Ellos confían en sus perros guía para movilizarse y es por eso que no debes llamar o acariciar a alguno de ellos. Si el perro se distrae, se puede crear una situación peligrosa. No hagas nada que pueda ocupar la atención del perro. Si la persona te invita a acariciar a su perro, está bien que lo hagas, pero si no es así, no lo toques.
- No hagas suposiciones sobre la vida de la PDFV. Es descortés hacer varias preguntas o darle gran importancia al hecho de que alguien sea ciego. Las PDFV ya respondieron estas preguntas. Cada día se enfrentan a situaciones y lugares que favorecen a las personas que pueden ver. Puedes ayudar a que una persona ciega se sienta más cómoda simplemente hablarle de manera normal.
- Un mito común que las personas siempre preguntan a los ciegos es si tienen el sentido del oído u olfato más agudo. Las PDFV tienen que confiar en estos sentidos más que las personas que pueden ver, pero no es cierto que tengan súper poderes al oír u oler, y es descortés asumir eso.
- Tal vez la persona no quiera hablar de por qué está ciega. Si menciona el tema, está bien no seguir haciendo más preguntas y continuar la conversación, pero de otra manera, no lo comentes.

-Sugerencias para el hogar Coloque los muebles y utensilios del hogar siempre en el mismo lugar. Si hace un cambio comuníqueselo a la persona con baja visión.
* Pinte con colores contrastantes los bordes de las puertas, ventanas y escalones.
* Retire las mesas bajas o coloque sobre ellas una tela de brillante color.
* No coloque en el suelo alfombras pequeñas y tapetes. Es fácil que un/a invidente pise la alfombra o patine en ella. Si hay una alfombra grande, pegue los bordes.
* Use alfombras o pisos de un solo color y no con diversos tonos y variados dibujos. Si a la PDFV se le cae algo le será más fácil encontrarlo. La misma idea es aplicable al mantel de la mesa.
* Si hay una silla oscura contra una pared también oscura coloque en el respaldo una tela de color contrastante para que el/la invidente localice el respaldo.
* Compre un teléfono con números grandes e ilumínelo en forma directa. Anime a la PDFV a confeccionar una agenda personal escrita en un tamaño que le sea de fácil lectura.
* Pinte los bordes de las escaleras con colores brillantes o colóqueles cintas luminosas en los bordes.
* Los picaportes y cerraduras se ven fácilmente si son de color diferente al de la puerta. Lo mismo ocurre con las llaves de luz y los enchufes respecto de la pared.
* Procure que haya en la casa al menos un reloj con números visualmente distinguibles para la persona con dificultades visuales.

-Sugerencias para la cocina y para comer Tenga tazas y vasos de colores lisos, claros y oscuros. El/la invidente puede utilizar el utensilio cuyo color contraste con el del líquido que va a beber (blanco para el café, por ejemplo). El contraste ayudará a saber cuando la taza está llena.
* Use un plato oscuro para comer un alimento claro y viceversa.
* Es conveniente que el/la invidente, use encendedor en lugar de fósforos para encender un artefacto a gas.
* Ilumine convenientemente la cocina y la mesa.

-Lectura y escrituraEn general es importante la buena iluminación para leer. La luz debe llegar de costado.
* Es útil un pequeño pizarrón blanco para escribir cortos mensajes con rotulador negro.
* Use papel mate y sin dibujos para escribir.
* Disponer de una tarjeta para firmar es de mucha ayuda.
* La persona con baja visión debe saber que existen ayudas ópticas especiales para leer (lupas, anteojos microscópicos, ayudas electrónicas, etc.).
* El uso de la computadora no está vedado ni siquiera para las personas cuyo resto visual es mínimo o nulo con el software adecuado.

-Sugerencias para movilizarse y caminar con seguridadLa PDFV debe aprender a identificar a la gente no por su cara sino por su silueta, su forma de caminar y la voz.
* Al caminar con otra persona, debe tratar de recordar los colores y el estilo de ropa. Esto hará más fácil seguirla en un lugar populoso.
* Antes de cruzar la calle, debe detenerse y escuchar. Debe cruzar sólo cuando se siente segura. Si tiene dudas debe pedir ayuda.
* El bastón blanco puede ayudar aunque la persona algo pueda ver. Es útil para ubicar huecos en el camino, bordes de escalones, etc. La persona con baja visión puede usar el bastón para encontrarlos mientras emplea la vista para mirar a su alrededor.
* Al caminar al sol pueden ayudar filtros, viseras o sombreros de ala ancha.
* La PDFV puede desear portar de noche una linterna que ilumine el camino.
* Para el acceso visual de datos lejanos (como el número del colectivo) existen elementos telescópicos especiales.

-Cómo puedo ayudar a tomar un bus a una persona ciega o baja visión?Las PDFV pueden llegar con independencia a una parada de ómnibus, pero seguramente no sabrán cuál de los coches que se detienen es el que espera. Algunas personas que usan un bastón pueden llegar a ver que se acerca un ómnibus pero no distinguir su número. Si ve a alguien de bastón blanco en la parada, acérquese y pregúntele qué línea espera. No es necesario que le relate a la persona el número de cada ómnibus que se detiene en la parada, bastará con que indique cuando llegue el esperado por la persona ciega. Es muy posible que su ómnibus llegue antes que el de la persona ciega. No se sienta culpable por tener que irse antes. Lo fundamental es que usted anuncie a la persona que se va, pues de lo contrario, ésta seguirá esperando que usted le avise sin saber que ya se ha ido. En cambio, si usted anuncia su partida, la persona ciega podrá pedirle a otra persona que le brinde ayuda.

-Cómo ayudo a subir a un bus o automóvil?La desinformación lleva con frecuencia a que, en ocasión de tener que subir una PDFV a un transporte colectivo o a un taxi se congregue junto a él un grupo de personas que intentan ayudar y que terminan por hacer dificultosa una acción muy simple. Para ayudar a subir a un bus, ofrezca su codo para guiar a la persona hasta la puerta del vehículo. Una vez allí, lleve la mano de la persona ciega al pasamanos, ya que esto le permitirá una mejor guía. Al subir o bajar juntos, el acompañante pasa siempre primero, pudiendo avisar si el escalón es alto o bajo. Cuando se trata de un automóvil, conduzca a la PDFV entre el vehículo y la puerta abierta, colocando su mano en la parte superior de la misma; con la otra mano la persona podrá hacerse una idea de la altura del techo y de donde está e asiento. Recuerde siempre que los grados de limitación visual son muy variables, y que algunas personas que usan bastón tienen un remanente visual que les permite encontrar estas puertas sin ayuda. Para evitar una situación incómoda, siempre es preferible preguntar si necesita ayuda para esa acción.

-Cómo camino con una PDFV ?Siempre ofrezca Usted mismo el brazo. No tome a la PDFV del brazo para empujarle por delante de Usted; es difícil guiarlo de este modo y además le generará al guiado inseguridad. La persona que guía siempre debe ir delante de manera que la persona ciega tenga tiempo de reaccionar frente a escalones u obstáculos que puedan surgir en el recorrido. Además, al ir tomado del brazo, se hace innecesario decir "a la derecha" o "a la izquierda" pues el propio guiado percibirá los giros de su cuerpo. Para entrar por una puerta angosta o cruzar por un paso estrecho, el acompañante debe ir siempre adelante. Para indicar al guiado que no existe espacio suficiente para pasar los dos, lleve el brazo del que va tomada la persona ciega hacia atrás, ya que esta señal significa en la técnica de orientación y movilidad para la persona guiada que se coloque detrás del guía. De esa forma, ambos podrán pasar sin soltarse por un espacio cuyo ancho permite el paso de una sola persona. Cuando lleguen a un cordón, avise que se va a subir o bajar, pero no es necesario hacerle tocar a la persona ciega el obstáculo o escalón con el bastón para que este tenga una idea del mismo. Si deben subir una escalera, avise al guiado y suban sin soltarse. Puede preguntarle igualmente si prefiere soltarlo y tomarse del pasamanos; en este caso, coloque la mano de la persona sobre éste. Adviértale al llegar al final de la escalera y al comenzar el tramo siguiente. Si existe una posibilidad de elegir entre tomar una escalera común o una mecánica, es la PDFV quien debe decidir.

-Cómo indicar la posición de un objeto?Usted puede ayudar a una PDFV a encontrar un objeto en el espacio sin necesidad de llevarlo hasta él. En cualquier caso, nunca use expresiones como "ahí" o "detrás de aquella mesa". Estas expresiones carecen de todo valor informativo para una persona que no puede ver su gesto o su dedo indicando. En cambio, sí puede ayudar que diga "un metro por detrás de vos" o "en la pared de la izquierda cuatro pasos por delante está la silla". De todas maneras, si el acceso a un objeto es demasiado complicado, trate de ayudar a la persona ciega a llegar a él, para evitar un esfuerzo innecesario.
Al servirle en la mesa puede decir: "El vaso está delante de vos a la izquierda" o "Hay un cenicero cerca de tu mano derecha". Puede también dar un golpecito sobre el objeto en cuestión para que él pueda encontrarlo por el sonido. No deje de mencionar las diferentes cosas que pueda elegir, si hay varias. Luego, coloque la que él ha elegido en un lugar donde pueda tomarla fácilmente o póngasela en la mano.

-Qué palabras debo evitar en las conversaciones con PDFV ?Ninguna. Es frecuente que muchas personas se sientan muy incómodas al conversar con una persona ciega pues están tratando permanentemente de evitar palabras como "ver", "ciego" o "mirar". En realidad, el uso de estas palabras para las personas con limitaciones visuales es tan frecuente como para cualquier otra y la mayoría de las personas ciegas dicen haber "visto" una película o un programa de televisión, aunque en rigor no lo hayan percibido visualmente. "Ver" algo no sólo puede ser tomado desde lo visual, sino también como haberse encontrado con alguien, haber percibido táctilmente un objeto o leído un libro, aunque no fuese con la vista, por ejemplo. Por lo tanto, no existen palabras que deban ser evitadas en la conversación con una persona ciega para no ofenderla. En general, resultan más hirientes las frases incompletas como "mi tía es como vos..." o "yo tenía un abuelo que tenía lo mismo...".

-Pueden escuchar mis comentarios?No olvide que las personas ciegas tienen limitaciones visuales pero no auditivas, y que comentarios cuchicheados como: "Pobre, no sé cómo puede..." "tan joven y mirá, pobre..." generalmente son escuchadas por estas personas, y terminan siendo muy hirientes. Si Ud. siente que no podría superar una situación como la ceguera, el ver a una persona ciega no debería infundirle lástima sino admiración ante alguien que tiene una fortaleza que Ud. siente que no tendría.

-COMO CONVIVIR CON UNA PDFV Cómo conducir a estas personas y comunicarse mejor con ellas.
* No es necesario evitar expresiones como "ver" y "mirar". Aunque no tengan físicamente la capacidad de hacerlo, las PDFV pueden entender la expresión metafóricamente sin sentirse ofendidos. Recuerde que no es natural sustituir el verbo "ver" por expresiones como "toque", "tantee", "¡escuche!";
* Toque el brazo de la PDFV antes de empezar a hablar para que entienda que usted está hablando con ella. Cuando salga, avise para que ella no se quede hablando sola;
* No se dirija a la PDFV a través de su acompañante, suponiendo que él no lo puede entender;
* Algunas personas, sin notar, hablan en tono de voz más alto al charlar con personas ciegas. A menos que la persona también tenga una discapacidad auditiva que lo justifique, no tiene ningún sentido gritar. Hable en tono de voz normal;
* Por más tentador que sea acariciar un perro guía, recuerde que esos perros tienen la responsabilidad de guiar un dueño que no ve y nunca deben ser distraídos de su trabajo;
* No excluya las PDFV de las actividades sociales. Deje que ellas decidan como pueden o si desean participar de los eventos;
* No se debe alterar la posición de los muebles sin avisar al portador de discapacidad visual, ni dejar nada en el camino que pueda ocasionar accidentes, como una escoba o un cubeta;
* Si va a servir algo a la PDFV , coloque el vaso o los canapés directamente en sus manos, evitando así que él tenga que palpar toda la bandeja. El vaso no debe estar demasiado lleno de bebida para evitar accidentes;
* No deje las puertas entreabiertas en el camino de la persona con discapacidad visual, consérvelas apoyadas a la pared o cerradas;
* Es necesario tener cuidado para no dejar objetos peligrosos (como estiletes, tijeras y ceniceros) sobre la mesa que está utilizando la PDFV ;
* Cuando vaya a caminar con un discapacitado visual, no le tire del brazo. La mayoría de ellos prefiere sujetar el brazo o el hombro del guía. Pregunte cual es su preferencia;
* Para ayudar a una PDFV a sentarse, usted debe guiarla hasta la silla y colocar la mano de la persona sobre el espaldar de la silla, informando si esta tiene brazo o no. Deje que la persona se siente sola;
* Al explicar las direcciones, sea lo más claro y específico posible. Preferentemente, indique la distancia en metros;
* Cuando vaya a subir una escalera, coloque las manos de la PDFV la barandilla e infórmelo si los escalones están en el sentido ascendiente o descendiente. Es interesante, después de pasar por el último escalón a un paso adelante del portador de discapacidad, hacer una pausa para señalar el final de la escalera;
* Cuando vaya a cruzar la calle y se encuentre a una PDFV haciendo lo mismo, antes de agarrarle el brazo, pregunte si él efectivamente necesita ayuda. En caso positivo, procure cruzarlo en línea recta, ya que de esta forma él no se desorientará en la otra acera. No grite de lejos para alertarlo sobre la presencia de objetos, a menos que estos no puedan ser detectados por el bastón (como el caso de un toldo colocado a baja altura, por ejemplo).
Recuerde,
NO HAY AYUDA MÁS IMPORTANTE QUE LA DISPOSICIÓN SINCERA DE PONERSE EN EL LUGAR DEL OTRO.

28 nov. 2016

¿Discapacidad o Diversidad funcional?

A muchos les sorprenderá saber que el término "discapacidad" no está correctamente utilizado cuando lo asociamos a las personas. Las connotaciones negativas que tiene este término, en el sentido de que no se es capaz, ha influido en buscar otra forma de utilizar el lenguaje para referirse a estas cuestiones, máxime cuando en la mayoría de las ocasiones, si una persona no es capaz de hacer algo, de ser independiente y desenvolverse en el día a día, no es tanto culpa suya o de su circunstancia como de las condiciones del entorno.
A muchos os puede parecer una cuestión menor, pero es muy importante remarcar que el lenguaje influye en el pensamiento y las connotaciones negativas no siempre se consideran y perciben así si es una acción cotidiana y aceptada socialmente.
Por ese mismo principio, no se considerará que la accesibilidad es necesaria para todos, si tenemos la percepción de que sólo es necesaria para personas discapacitadas y por tanto, para unas personas especiales que, por sus características, no pueden realizar determinadas actividades de deambulación, aprehensión, localización y comunicación, cuestión antes comentada: la culpa no es de ellos, sino del entorno inaccesible.
Si además tenemos en cuenta que, incluso en la redacción de leyes, comunicaciones periodísticas o programas televisivos de gran difusión, se emplean conceptos como minusválido (menos válido) o lindezas como inválido, disminuido, "estar postrado en una silla de ruedas", loco, ciego,... pues el concepto conlleva un estigma y por tanto no fomenta una verdadera inclusión en la sociedad.
Según la R.A.E., "la discapacidad es la cualidad del discapacitado, siendo éste el que tiene impedida o entorpecida alguna de las actividades cotidianas consideradas normales, por alteración de sus funciones intelectuales o físicas".
Y aquí podemos entrever una definición que no contribuye a aclarar que las personas con discapacidad (y no personas discapacitadas, que no es lo mismo) no conllevan ese estigma que se les atribuye por ser así.
Según Nick Vujicic, "la discapacidad es algo que te impide lograr algo", pero aleja este concepto a las personas que, tradicionalmente, se han denominado "discapacitadas". No por ser discapacitado en el término clásico, una persona no es capaz de hacer las mismas cosas que otras con diferentes capacidades. Él es un buen ejemplo.
Por eso también, discapacitado/a y persona con discapacidad no es lo mismo, porque el primer término atribuye "el no ser capaz" a la persona y el segundo término la persona se reconoce, pero con limitaciones. Ambas son apreciaciones erróneas, pero la segunda es, quizás, un poco más correcta.
Ante tanta problemática para ser justos y expresarse con corrección y propiedad, sobre todo por medios que deben dar ejemplo, como periódicos, televisión, justicia, política,... se propuso un término nuevo que sustituye a discapacidad: Diversidad Funcional.
Este término, tan poco empleado, reconoce que todas las personas somos diversas. Se reconoce la variedad en la sociedad, cuestión muy positiva para "normalizar" algo que en realidad debería ser considerado al mismo nivel como "ser rubio o ser moreno".
Aún así, he encontrado algunos detractores en este término y yo mismo no lo suelo emplear mucho, aunque reconozco que es mucho más justo y correcto. Podemos encontrar que:
- Es un término que la sociedad no reconoce. Si yo intento concienciar y llegar a las personas, para incluir la discapacidad y normalizarla, las personas que me escuchen, leen o se interesan, deben saber de qué estoy hablando. Nadie hace una búsqueda por Google con las paralabras "baño para personas con diversidad funcional" y siguen empleando "baño de minusválidos" o "plaza de aparcamiento para minusválidos". Para llegar a las personas, primero han de saber de qué hablas.
- Algunas personas con discapacidad dicen que el término "diversidad funcional" concede demasiada importancia al problema de "lo que puede o no hacer" y no tanto a "lo que la persona es", teniendo en cuenta que discapacitado, para estas personas, no es algo negativo, quizás porque lo están escuchando toda su vida y por tanto, el nuevo término no es satisfactorio para ellos por las razones que he explicado. Desde luego, en el lenguaje coloquial, entre amigos o familia, muchos no emplearán lo de "diversidad funcional" y dirán otras cosas, siempre desde el respeto, que no supondrán mayor problema. Sin embargo, este lenguaje coloquial no debería permitirse en las redacciones de leyes, lenguaje periodístico u otro de carácter oficial, porque el registro no es el mismo. El límite entre una cosa y otra es difícil de definir, sobre todo porque otras muchas personas sí que encuentran despectivo ese lenguaje tan estigmatizado.
- Algunos periodistas me han comentado que el castellano, como práctica habitual, utiliza aquello del "ahorro de palabras". Por eso, muchos lingüistas no entienden eso que en los discursos políticos se utilice aquello de "ciudadanos y ciudadanas" y no sólo "ciudadanos" como las reglas del castellano dictan. Aquí aparecen esas connotaciones, que en términos de discapacidad parece que no es tan imperativo utilizar, ya que "cansa y entorpece la lectura o la comunicación".
Seguro que vosotros encontraréis más cuestiones y opiniones y os invito a comentarlas y que deis difusión a estos temas. Estoy convencido de que, independientemente del término que utilicéis, lo haremos todos mucho mejor si somos conscientes del problema. Espero haber puesto mi granito de arena para mejorar.

Un fuerte abrazo a todos.

Antonio Corbalán Pinar.
Consultor en Accesibilidad Global.

@acceDAMOS

17 nov. 2016

Una luz en el túnel de la ceguera


Investigadores internacionales, entre los que hay científicos de la UCAM, logran corregir el ADN de células enfermas de la retina y abre una puerta para el tratamiento de las "enfermedades raras".

Es como un copia y pega. Así de sencillo describió ayer el oftalmólogo y decano de Medicina de la UCAM, Jerónimo Lajara, la técnica que puede revolucionar el tratamiento de enfermedades de origen genético en adultos, como la retinosis pigmentaria que causa ceguera, o cualquier otra enfermedad rara causada por mutaciones monogénicas.
«Es un nuevo método de ingeniería genética por la que se corta el gen enfermo y se coloca en su lugar uno sano», indicó, especificando que este procedimiento se lleva a cabo por primera vez en células que no se dividen, que son la mayoría de las que constituyen los órganos y tejidos adultos.
El trabajo lo ha llevado a cabo un equipo multidisciplinar de investigadores de diversos países dirigidos por el doctor Juan Carlos Izpisua, profesor del Laboratorio de Expresión Génica del Instituto Salk de EE UU y catedrático extraordinario de Biología del Desarrollo de la Universidad Católica de Murcia.
Mediante esta técnica, este grupo de investigadores ha devuelto parcialmente la visión a roedores ciegos, «descubrimiento que supone un paso importantísimo para curar la ceguera hereditaria», que en Murcia afecta a unas 400 personas –25.000 en España–.
«Pero lo más importante es que con ello se han abierto nuevas vías para la investigación básica y también para el tratamiento de otras enfermedades», indicó.
El oftalmólogo murciano destacó que tras esta primera prueba, y a medio plazo, se procederá a desarrollar esta técnica en ensayos clínicos en humanos, a la vez que dejó claro que «no caben debates morales o de bioética porque se desarrolla en adultos y para curar células enfermas y cambiar su código genético».
Hasta ahora, las técnicas disponibles para modificar el ADN, como las del sistema CRISPR-Cas9, han sido eficaces solo en células en división, como las de la piel o el intestino. Esta nueva técnica, además, es diez veces más eficiente que las anteriores para incorporar ADN nuevo en células que sí se dividen, por lo que se convierte en una herramienta muy prometedora tanto para investigación como para el tratamiento de enfermedades.
«Estamos muy esperanzados con la técnica puesta a punto, porque nos permite abordar preguntas que antes no podíamos responder», explica el profesor Izpisua, coordinador del trabajo publicado en la revista Nature, ya que «por primera vez podemos entrar en células que no se dividen y reparar su ADN. Este descubrimiento no solo tiene aplicación en investigación básica, sino que podría ayudarnos a corregir alteraciones genéticas relacionadas con enfermedades de órganos como cerebro, corazón o riñón sin cura, lo cual es un gran reto».
De hecho, se abre una puerta para el tratamiento de más de 5.000 enfermedades causadas por mutaciones monogénicas, la mayoría de ellas con baja prevalencia y por ello denominadas 'enfermedades raras', para las que no hay un tratamiento curativo.
Estrella Núñez, vicerrectora de Investigación de la UCAM, mostró su satisfacción porque esta universidad financie y participe con investigadores en estudios de este tipo «ya que gracias a la colaboración entre investigadores e instituciones de prestigio de todo el mundo seremos capaces de dar respuesta a los difíciles retos de la sociedad actual». Este estudio «demuestra que la investigación básica no está tan lejos de la clínica».
En el estudio, han participado investigadores de Estados Unidos, China, Japón, Corea del Sur, India, Irán, México, Canadá y España.

Fuente: laopiniondemurcia.es

16 nov. 2016

El “cortapega genético” restaura parcialmente la visión en animales ciegos

Un trabajo en Nature demuestra la eficacia de CRISPR-Cas9 para restaurar parcialmente la visión en roedores con ceguera.
Aunque no es una cura total, el estudio abre la puerta a nuevas terapias.

Investigadores del Instituto Salk de California han logrado mejorar la herramienta CRISPR-Cas9 para restaurar parcialmente la visión de animales ciegos. Su trabajo, publicado en la revista Nature,  muestra por primera vez cómo este "cortapega genético" puede editar el genoma de células que no se dividen, lo que abre la puerta a futuros tratamientos en enfermedades relacionadas con el sistema nervioso, el corazón o la retina. "Estamos muy emocionados con la tecnología que hemos desarrollado porque era algo que no se había conseguido antes", explica el español Juan Carlos Izpisúa, líder de la investigación. "Por primera vez hemos sido capaces de entrar en células que no se dividen y modificar su ADN a voluntad. Las posibles aplicaciones del hallazgo son enormes", afirma el científico. Razón no le falta. Células post-mitóticas no proliferativas como las neuronas, las células del corazón o de la retina son difíciles de tratar porque no se renuevan.
La posibilidad de utilizar CRISPR-Cas9 para editar su genoma y corregir posibles errores genéticos podría marcar un punto de inflexión.

No es una cura total

Hasta la fecha era muy difícil modificar el ADN de aquellas células que no se dividían. La tecnología del Instituto Salk, basada en la herramienta de CRISPR-Cas9, multiplica por diez la eficacia obtenida anteriormente. Su estudio logra insertar un nuevo gen en una localización precisa del ADN de células adultas que ya no se renuevan, como las del ojo, el cerebro, el páncreas o el corazón, ofreciendo nuevas posibilidades de tratamiento en estos tipos celulares.
Aunque el trabajo se ha realizado en modelos animales, el avances "es asombroso", según explica a Hipertextual Enrique J. de la Rosa, del Laboratorio de Desarrollo, Diferenciación y Degeneración del Centro de Investigaciones Biológicas (CIB-CSIC).
El motivo por el que los científicos han realizado los experimentos para tratar la retinosis pigmentaria en roedores es sencilla. "Es mucho más fácil investigar qué ocurre en la retina porque es más accesible que probarlo en ciertas zonas del cerebro", comenta.
El equipo liderado por Izpisúa probó el sistema modificado de CRISPR-Cas9, al que han denominado HITI (homology-independent targeted integration), primero en el cerebro de ratones y luego en ratas que habían perdido la visión. Después de tratar la mutación en el gen MertK, vieron que el "cortapega genético" era capaz de "cicatrizar" las células de la retina. "No es una cura, porque no logran llegar a todas las células. Pero si logramos restaurar parcialmente la visión es un paso muy importante. Curar enfermedades de origen genético va a ser muy difícil, salvo que se pueda técnica y legalmente hacerlo en embriones", admite de la Rosa.
El problema de este tipo de terapia génica es que, al no ser capaces de curar todas las células o fotorreceptores, se produce un proceso inflamatorio que podría terminar por agravar la situación de los pacientes años después. Es decir, a pesar de los buenos resultados obtenidos por el grupo de Izpisúa, las investigaciones con CRISPR-Cas9 deberán continuar en otros modelos animales como los perros para demostrar si es segura o eficaz. En caso afirmativo, podrían comenzar los ensayos clínicos en seres humanos. "Quizás en ese caso se pueda probar este método en combinación con terapia antiinflamatoria y neuroprotectora", afirma el científico del CIB-CSIC. "Fuimos capaces de restaurar parcialmente la visión en ratas ciegas", destaca Reyna Hernández-Benítez, otra de las investigadoras participantes en el estudio. "Este éxito preliminar sugiere que la tecnología es muy prometedora", añade. Enrique J. de la Rosa coincide en esa opinión, pero se muestra cauteloso. "El resultado es totalmente creíble, aunque echo en falta que no siguieran más tiempo investigando. Si realmente funcionase en modelos animales y en seres humanos, sería un avance importantísimo", resalta. Podría, por ejemplo, ser estudiada como tratamiento de enfermedades que afecten al sistema nervioso central o en trastornos como la distrofia muscular, donde los primeros resultados son positivos.
El problema es que este tipo de terapias, en caso de demostrar seguridad y eficacia, podrían superar el millón de euros por cada paciente. Su costoso desarrollo, aun a pesar de estar todavía en pañales, podría frenar su aplicación clínica. Al menos de momento estos científicos han dado el primer paso, mejorando además la herramienta CRISPR-Cas9 que ya era completamente revolucionaria. El "cortapega genético", que recientemente ha sido probado por primera vez en seres humanos en China, tiene ante sí un futuro prometedor.
El tiempo dirá si la edición genómica cumple todas las expectativas.

Fuente: hipertextual.com

4 nov. 2016

¿Qué puedo hacer si tengo baja visión?

La baja visión es cualquier grado de discapacidad visual que padece una persona con una reducción importante de su visión que no puede ser corregida utilizando la refracción en gafas, lentes de contacto o tratamientos médicos, farmacológicos o quirúrgicos, lo que impide que la persona pueda realizar actividades de su vida diaria.
Se considera que un paciente tiene baja visión cuando tras la mejor corrección óptica, su agudeza visual en el mejor de los ojos es menor o igual a 0.3 o un campo visual inferior a 20º.
Esta pérdida visual la pueden provocar diferentes enfermedades que afectan al nervio óptico o a la retina, manifestándose con pérdidas en el centro o en la periferia de la visión.
 

-- Las enfermedades más comunes que provocan baja visión
-Degeneración macular asociada a la edad (
DMAE).
Se ve afectado el campo central. Los pacientes refieren que les cuesta distinguir las caras de las personas. la televisión, y que ven una mancha en el centro de la imagen.
-Retinopatía diabética.La diabetes afecta a la retina, entre otros órganos, lo que origina pérdida de Agudeza Visual.
-Glaucoma.Provoca un daño progresivo en las fibras del nervio óptico que con el tiempo el paciente refiere visión tubular.
-Retinosis Pigmentaria (RP).
Es una enfermedad genética que provoca la muerte de los fotoreceptores de la retina que son los conos y los bastones, y eso origina que no se forme correctamente la imagen. Como los primeros en verse afectados son los bastones, que están en la periferia, la visión por esa zona es la primera que se pierde.

¿Qué puedo hacer si tengo baja visión? Después de obtener un diagnóstico del oftalmólogo, consulte la posibilidad de utilizar ayudas en baja visión.
Es importante saber que le queda un resto visual que puede utilizar con las ayudas de baja visión que le pueden facilitar las tareas de su vida diaria.
Tras el diagnóstico del oftalmólogo, debe consultar con un óptico optometrista especialista en baja visión para valorar qué tipo de ayuda se ajusta mejor a sus necesidades.
Es conveniente la ayuda de un psicólogo que le acompañe durante el proceso de adaptación a la enfermedad.
Hoy en día existen muchos tipos de ayudas que pueden mejorar la calidad de vida de los pacientes de baja visión.

Ayudas ópticas para ver de lejos -Filtros selectivos: son un tipo de lentes que no dejan pasar una determinada longitud de onda y que mejoran el contraste de la imagen y protegen de la luz del sol, con lo que el paciente ve mejor.
-Lentes magnificadoras: amplían la imagen para que se pueda ver mejor.
-Telescopios: permiten ver la televisión.
-Telescopios invertidos: cuando la pérdida visual afecta al campo periférico, estas ayudas pueden ampliar en campo visual. Son útiles para la ubicación momentánea de la persona en relación a su entorno.

-- Ayudas para ver de cerca
-Lupas: hay distintos tipos: manuales, de soporte, con luz…
-Microscopios: son gafas-lupa que permiten ver a distancias cortas con un gran aumento.
-Telemicroscopios: permiten ver de cerca pero a mayor distancia que los microscopios.
 

Ayudas electrónicas Existen muchos tipos de ayudas de baja visión que han incorporado la electrónica para mejorar la vida de los pacientes.
Es muy importante en estos tipos de condición visual, la iluminación, que debe ser más intensa que en condiciones normales sin que refleje ni llegue a molestar a los ojos, y la alimentación que debe ser rica en vitaminas y minerales aportados en su gran mayoría por frutas, verduras y carbohidratos como las legumbres. Las proteínas preferiblemente deben ser aportadas de pescados azules, carnes magras evitando las carnes rojas y huevos, 3-4 veces por semana.

3 nov. 2016

El científico que puede acabar con la ceguera hereditaria

Juan Carlos Izpisúa no es un biólogo y bioquímico al uso. Él no sólo estudia el comportamiento de los organismos y su relación con el entorno. Quiere ir un paso más allá y desafiar al propio Darwin, cuyas leyes son la Biblia de cualquier científico que investigue en el campo de la Biología. Sin embargo, él lo tiene claro. Todo lo que ha ocurrido en este planeta en sus 4.000 millones de años está sometido a dos reglas básicas de Darwin: la mutación al azar y la selección natural de esas mutaciones. Izpisúa asevera que «el ser humano es capaz de cambiar el curso de la evolución. Estamos en un momento de la historia de la humanidad clave», un momento en el que la tecnología puede terminar con esas dos normas. Y es que este científico español lo ha vuelto a hacer.
Como afirma a LA RAZÓN, «hemos creado una nueva herramienta» que es capaz de revertir la mutación causante de la retinosis pigmentaria, la primera causa de ceguera hereditaria. Sólo en España afecta a unas 25.000 personas. Para corregir esta enfermedad es necesario modificar el gen responsable de que la retina del paciente cada vez responda peor a la luz y que, por lo tanto, al cabo de unos años, pierda la visión. Como explica el investigador del Instituto Salk de Estudios Biológicos (La Jolla, California), «hasta ahora no teníamos herramientas que pudieran entrar y reparar el gen mientras está trabajando. Para comprobar la eficiencia de la nueva herramienta que hemos creado nos hemos centrado en los conos de la visión que no se dividen, y hemos podido hacer un experimento por el que un animal que no ve, vea». ¿Cómo? «Engañamos a la maquinaria de reparación del genoma», añade.
En el artículo que se va a publicar describe una nueva herramienta que ha creado junto a su equipo llamada HITI (Homologus Independent Target Integration, en sus siglas en inglés) que «permite introducir fragmentos de ADN a nuestra voluntad dentro del genoma humano». Esta técnica ha demostrado ser efectiva en el tratamiento de retinosis pigmentaria, ya que han sido capaces de modificar la mutación que se produce en el epitelio de la retina. «Esas células no se dividen en estadio adulto, por lo que, con técnicas actuales, somos incapaces de revertir ese problema». Sin embargo, utilizando esta maquinaria de reparación, la proteína que la rata dejaba de producir como consecuencia de la enfermedad vuelve a aparecer y, así, recobra la vista perdida. «La rata puede ver de nuevo», explica Izpisúa. Tratar esta enfermedad no fue una decisión al azar. Como explica el investigador, «nos decantamos por esta mutación porque los científicos siempre tenemos que usar modelos que puedan demostrar lo que queremos de manera fácil. La visión es un ejemplo caro. Para una persona que no ve, si ve un poquito ya es un éxito. Además, el ojo es un órgano externo, inmunoprivilegiado por lo que presenta menos rechazo que si se hiciera en el riñón. Es la prueba de concepto de que podemos porque aún tenemos que aumentar la eficiencia de corrección al mayor número de células posibles».
Con este primer avance, este experto que trabaja a caballo entre Estados Unidos, Madrid y Murcia no quiere sólo dar esperanza a las miles de personas cuya ceguera está causada por un mal funcionamiento de su genoma, si no que considera que «esta tecnología se puede extender a todas las enfermedades relacionadas con células que no se dividen». Uno de los órganos más desconocidos para los científicos es el cerebro. «HITI abre la puerta tanto a la biología fundamental del desarrollo del cerebro como a la posibilidad de tratar ciertas enfermedades neuronales». En otro pequeño experimento también ha demostrado que es «capaz de curar el gen afectado que afecta a ciertas neuronas». A la visión y al cerebro se suman otras posibilidades de tratamiento, como el órgano auditivo, el corazón, el riñón, el cartílago y el sistema músculo esquelético. Todas estas nuevas vías se abren gracias a la ayuda de la Universidad Católica de Murcia (UCAM) que financia estos proyectos.

Devolver la vista al ciego o el oído a un sordo son, sin duda, dos grandes aportaciones que Izpisúa espera que den sus frutos pronto. Sin embargo, su gran reto sigue centrado en conseguir que los animales-quimera se conviertan en las mejores incubadoras para crear órganos humanos que se puedan trasplantar y ser igual de funcionales. «A pesar de los miles de millones que hemos gastado y de las horas invertidas, las células que hemos creado los científicos en el laboratorio no son las mismas que el embrión produce y que dan lugar al órgano adulto. Desconocemos cómo hacerlas bien. Nadie puede decir que ha creado una célula funcional», explica a LA RAZÓN. Al final, «debemos reconocer nuestra incapacidad y permitir que el proceso lo haga el animal, pero aún queda».
Así, han sido capaces de crear células humanas en el interior de un cerdo. Sólo falta saber si son capaces de recibir las señales del animal, «y en un par de meses lo vamos a poder ver», adelanta. Y es que, a pesar de las dificultades que plantea este tipo de técnica, Izpisúa está muy esperanzado con este abordaje, sobre todo a medida que va realizando experimentos que salen bien. Con el último ha sido capaz de crear un órgano inexistente en un animal. «La rata no tiene vesícula biliar –explica–. Si ponemos células de ratón en un nicho adecuado, dan lugar a una vesícula biliar, un órgano del que el animal receptor carecía». Este experimento le ha demostrado «la importancia del ambiente en el que se desarrolla». En este punto, el científico vuelve a citar a Darwin. «Con este experimento demostramos otra de sus teorías: que las especies distintas pueden hablar entre sí y generar órganos. Aunque aún nos falta tiempo, estas conclusiones nos dan muchas esperanzas». Y es que, tras lograr esa vesícula, en la que «no tenía mucha esperanza, ahora estoy muy ilusionado, aunque prefiero no poner fechas».
El problema a la hora de trasladar los éxitos que ha conseguido creando órganos de rata en ratón o viceversa a los humanos es que los tiempos son muy diferentes. Por una cuestión de similitudes en el inicio del desarrollo embrionario, Izpisúa y su equipo vieron en el cerdo el mejor nicho para intentar desarrollar embriones humanos. Y los resultados, aunque preliminares, son prometedores. «Escogemos una célula y en el blastocisto (fase de desarrollo del embrión) eliminamos un determinado gen (como el del páncreas) e introducimos las humanas. Esperamos un tiempo y vimos que daban lugar a la creación de entre tres o cuatro células humanas en el blastocisto de cerdo tras unas cuatro semanas. Poco a poco vimos que esas células estaban presentes en la espalda del embrión. Esas células, poco a poco se iban diferenciando y convirtiéndose en tipos celulares muy distintos (hepáticas, pancreáticas...). La conclusión más fácil es que estamos muy cerca, que con ponerlas en un cerdo ya generamos órganos. Ni mucho menos». Su equipo se ha dado cuenta de la complejidad del problema porque, como ejemplifica el biólogo, «sólo para poner el cerdo en una mesa de operaciones necesitamos a siete investigadores postdoctorales y convencer a un señor de que nos deje sus cerdos lleva mucho tiempo». A estos dos obstáculos técnicos se suman los éticos y morales de mezclar células humanas y animales. ¿Qué pasaría si una de esas neuronas humanas colonizara el cerebro del cerdo? Es por ello que aún es necesario ajustar el protocolo y, además, a pesar de haber realizado más de 1.200 experimentos, «el resultado es que la eficiencia es baja. Aún nos falta tiempo para que tenga éxito». Y es que, como describe el investigador, «es como si quisiéramos entrar en una autopista e introducimos una célula distinta que busca incorporarse. Para ello debe entrar en el momento y a la velocidad determinada». Nadie le ha enseñado esas reglas. «Tenemos que educarla, pero estoy esperanzado porque quiero que este conocimiento llegue a la clínica», añade.
Fuente: larazon.es

29 oct. 2016

Oliver Sacks. Lecciones de vida del neurólogo más famoso del mundo, antes de morir

El neurólogo británico Oliver Sacks, al que The New York Times llamó "el poeta de la medicina", murió de cáncer en la ciudad de Nueva York en agosto de 2015 a los 82 años.
Sacks se hizo conocido tras escribir varios libros muy exitosos, entre ellos "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero", "Un antropólogo en Marte" y "Despertares", llevado al cine por Robert De Niro y Robin Williams.
En noviembre de 2014, pocos meses antes de ser diagnosticado con un cáncer terminal, lo entrevisté.
La entrevista forma parte del documental presentado por mí, "Losing My Sight and Learning to Swim" (Perdiendo la vista y aprendiendo a nadar) para el Servicio Mundial de la BBC.
"¿Por qué está usted aquí?", me preguntó Oliver Sacks, un poco confuso.
La Mônica periodista quería llevar a todo el mundo, a través de un documental de radio, el pensamiento liberador de este médico.
Pero secretamente, otra Mônica quería explicarle a Oliver Sacks la diferencia enorme que había marcado en su vida.
 

-Deficiencia visual 
Yo (Mónica), sufro de una distrofia degenerativa en la retina llamada retinosis pigmentaria. Esto quiere decir que las células fotosensibles de mi retina están muriendo poco a poco. No existe cura y no sé cómo va a evolucionar, pero mi visión ya está bastante mal. Es posible que acabe ciega.
Poco después de oír el diagnóstico, hace unos 18 años, una persona colocó un libro en mi mano. Era "La isla de los ciegos al color", de Oliver Sacks.
Este fue mi primer contacto con la "mirada" del neurólogo. Y desde entonces, camino por la vida escuchando la voz sana y alentadora de este hombre.
Sacks no entendió, al principio, por qué la entrevistadora estaba contando la historia de su familia, del hermano que también sufría de retinosis, del padre que sufría para aceptar la deficiencia visual de sus hijos.
Pero la atmósfera cambió y empezó a fluir cuando le expliqué el efecto que "La isla de los ciegos al color" había tenido en mi vida.
 

-Pesca nocturna
Con una sonrisa, Sacks empezó a hablar del libro.
"La isla de los ciegos al color" relata una visita de Sacks a una isla remota del Pacífico, llamada Pingelap, donde gran parte de la población sufre un síndrome congénito que afecta a los ojos, llamado acromatopsia.
Como yo, estos isleños sufren una extrema sensibilidad a la luz. Otra característica es el daltonismo, o la incapacidad de distinguir los colores.
"Utilizan sombreros para proteger sus ojos de la luz, pero por la noche se transforman. Son los pescadores nocturnos de Pingelap. Toda la pesca en la isla queda a cargo de esa cultura particular de deficientes, pero en cierta forma eficientes, con visión alterada", me explicó Sacks.
El grupo de "eficientes" también dominaba una técnica particular de bordado.
"Para los ojos normales, en condiciones normales de luminosidad, sus bordados parecen masas de colores caóticas y sin significado. Pero cuando cae la noche y todos nos dejamos ver a través de los conos (las células fotosensibles que usamos para ver durante el día), usando solo los bastones (que son las células fotosensibles que usamos para ver de noche), entonces se pueden distinguir hermosos patrones e imágenes en términos de luminosidad y brillo".
 

-¿Deficiencia o eficiencia?
 "Llegué a la isla todo arrogante, pensando que me daba pena esa gente. Pero a medida que iba conversando con ellos, resulta que el que daba lástima era yo. Ellos pensaban que me estaba ofuscando con esa cosa superficial llamada color, algo probablemente sin importancia. Y por eso, dejaba de percibir la esencia real visual del mundo: la luminosidad, la textura, la profundidad, etcétera".
Mientras Sacks contaba esto, yo iba sintiendo la fuerza liberadora de ese pensamiento, la misma que había sentido al leer su libro, hacía tantos años.
"Su libro fue una revelación para mi", le dije.
"Si me permite la pregunta, ¿cómo es su visión? ¿Cómo describiría su mundo visual?".
 

-Experiencia compartida
Cuando le describí mis estrategias para vivir con cada vez menos visión, descubrí con sorpresa que Sacks conocía mis "trucos".
Ciego de un ojo por un tumor y parcialmente sordo por la edad, ahora era él quien me contaba sus experiencias.
Él también andaba por el lado de la calle con sombra. Y se asustaba cuando, de repente, una persona surgía en su reducido campo de visión.
"Soy ciego de un ojo y tengo cataratas y otros problemas en el otro. Las cataratas generan una neblina luminosa que provoca una ceguera parcial, así que evito las luces fuertes en el ojo, aunque precise de buena iluminación para lo que esté mirando".
La neblina luminosa también me acompañaba en días soleados, pero a diferencia de él, yo me negaba, y todavía me niego, a usar un bastón blanco, símbolo de deficiencia visual.
"Soy muy vanidosa", confesé. "Y me siento más cómoda cuando estoy en zonas cubiertas y protegidas de la luz. Se me hace difícil administrar ese símbolo de ceguera". También le hablé de un sueño que tengo: poseer un bastón lindo, un verdadero objeto de deseo.
"Me gustaría invitar a un diseñador increíble para crear bastones maravillosos, objetos bonitos que me dé placer tener a mi lado y que también me ayuden a andar por ahí".
Él me escuchaba en silencio. De pronto se levantó y me dijo: "Espere un momento".
Me quedé en aquel salón inmenso, con paredes llenas de libros y un piano, al lado de la mesa de trabajo de Sacks.
 

-Bastones y calzadores
Cuando volvió, escuché un ruido de madera chocando con otra madera. No podía creerlo. "¿Esos son sus bastones?", pregunté riendo.
Él también se reía. "Usted es joven y bonita. Yo no soy nada de eso y no creo ser vanidoso. Utilizo el bastón sin orgullo ni vergüenza porque tengo dificultad para mantener el equilibrio. Tengo una colección grande, pero estos son cuatro de ellos".
Sacks me entregó su bastón favorito, de color naranja fuerte, lleno de gomas coloridas en el puño. "Los elásticos dan firmeza a las manos y también permiten que coloque el bastón contra la pared sin que caiga. Pero lo principal es que no es un bastón cualquiera". Le di las gracias. Y todavía riendo, me dijo: "Eso es porque todavía no conoce mi colección de calzadores".
 

-Nadar
También hablamos de aspectos más difíciles. Hace años que aprendo a ver el mundo de una forma diferente y la mayor parte del tiempo me siento una persona afortunada.
Pero no consigo transferir mi vivencia interior hacia otros, en particular a las personas queridas. Sé que mi pérdida de visión afecta a mi familia, sobre todo a mi padre.
¿Cómo hablar de la riqueza de mi experiencia de vida? ¿Cómo hablar de la Mônica cuya vivencia personal va modificándose poco a poco? ¿Cómo explicar que, bueno, yo no escogí perder la vista pero si esa puerta se cierra qué otras puertas se están abriendo para mí?
Le pregunté qué le diría a una madre cuyo hijo perdió la vista por alguna razón.
La respuesta me conmovió.
"Mi padre nadó hasta los 94 años y yo nado todos los días. Adoro estar bajo el agua. Cuando nado, no me siento ciego, sordo, manco ni siento que tengo 81 años. Solo siento el placer de nadar. Tenemos que encontrar nuestra forma de nadar, aquellos que nos va más naturalmente y con alegría. Para cada persona, hay un equivalente a lo que para mí es nadar".
El momento más poético de mi encuentro con Sacks no fue capturado por los micrófonos de la BBC.
Tras la entrevista, me pidió que me acercara a la ventana y me preguntó: "¿Puede ver los colores de los árboles de la plaza?".
La verdad es que no. Pero ahora veo los árboles, en mis recuerdos, recreados por las palabras de él y vistos por los ojos amorosos del hombre que, durante años, admiró los otoños dorados en aquella plaza de Nueva York.
 

-Despedida 
En una hora de conversación, Sacks habló de muchas cosas. Él continuaba activo, escribiendo y viajando, pero a un ritmo más lento. Ese era el lado bueno de envejecer, explicó.
"En cierta forma, estoy contento de tener 80 años, porque la edad trae un sentimiento paradójico de libertad y ociosidad. Las urgencias de antes ya no me oprimen".
Reflexionando sobre las posibles "ventajas" de perder un ojo, el escritor habló de la pintura de Rembrandt.
"Hoy, vivo en un mundo totalmente plano, veo superficies sobrepuestas unas sobre otras en vez de objetos dispuestos en profundidad. Eso significa que veo el mundo como si fuera una fotografía, o una fotografía en movimiento. Creo que eso aumentó un cierto placer estético y la admiración por las pinturas".
En febrero de 2015, en un artículo publicado en el diario The New York Times, Sacks anunció que había sido diagnosticado con un cáncer terminal. Su autobiografía, "En movimiento. Una vida", se publicó en mayo en su original en inglés. El escritor murió tres meses después.

Fuente: BBCMundo

27 oct. 2016

Más de la mitad de los españoles admite sentiirse incómodos al relacionarse con una persona con discapacidad

Un 40% de los esañoles declara que al principio le cuesta más acercarse a personas con discapacidad, aunque después la situación se normaliza; mientras que un 9% evita relacionarse con personas con discapacidad por eludir situaciones incómodas. Además, un 4% admite sentirse muy incómodo cuando tiene que relacionarse con personas con diversidad funcional.
Al ser preguntadas las propias personas con discapacidad por esta situación, el porcentaje se eleva al 55%. En concreto, un 50% opina que, en general, los demás no se sienten del todo cómodos cuando advierten la discapacidad, no sabiendo cómo actuar, seguidos de un 5% que asegura que la sociedad aún se muestra muy incómoda ante la discapacidad.
Para llegar a estas conclusiones, la Fundación Adecco ha encuestado a 2.000 personas, mayores de edad y residentes en todas las comunidades autónomas, para detectar el grado de penetración de estos prejuicios. Paralelamente, se ha encuestado a 200 personas con discapacidad para conocer su visión al respecto.
“La razón subyacente no es el rechazo hacia la discapacidad, sino un excesivo respeto hacia ella, por desconocimiento que produce temor a decir o hacer algo que pueda incomodarles”, señala el director de la Fundación Adecco, Francisco Mesonero.
Conversaciones
Además, un 40% dice que “nunca” ha iniciado nunca una conversación con una persona con discapacidad, como por ejemplo preguntarles la hora o cómo se llega a un lugar, mientras que un 20% sólo lo ha hecho para consultar si necesitan ayuda.
Entre otros datos, según esta encuesta también destaca que un 61% de los encuestados no puede evitar sobreproteger a las personas con discapacidad, lo que conduce a situaciones de discriminación positiva. A su vez, un 67% de los encuestados nunca ha tenido la oportunidad de trabajar con una persona con discapacidad.
 

- Empleo y discapacidad
Por otro lado, el informe destaca que tomando como referencia el mes de octubre, este año se cumplen tres ejercicios consecutivos de incremento en la contratación de personas con discapacidad. Así, en 2015 han firmado 80.047 contratos, un 15% más que en el mismo periodo de 2014 y un 54% más que entre enero y octubre de 2012.
Eso sí, el director de la Fundación Adecco dice que sólo se está al principio del camino, puesto que su tasa de actividad continúa siendo muy baja (apenas el 36% de las personas con discapacidad en edad laboral tiene trabajo o lo busca), y aún se convive “con fuertes prejuicios y estereotipos”, muy asentados en la sociedad, y que, además suponen un “gran freno” para la normalización y la plena integración”.
 

- Desconocimiento, indiferencia, prejuicios y sobreprotección
Sobre los principales factores de discriminación, que se convierten en frenos hacia la plena integración de las personas con discapacidad, la Fundación Adecco ha identificado cuatro: desconocimiento, indiferencia, prejuicios y sobreprotección.
De hecho, la ausencia de conocimiento y de experiencias con personas con discapacidad ocasionan inseguridad y actitudes discriminatorias inconscientes, según un 88% de las personas con discapacidad. La información, la formación y el diálogo son la mejor herramienta para combatirlo, según la Fundación Adecco.
En cuanto a la indiferencia, la encuesta revela que la actitud de pasividad con la que, en ocasiones, la sociedad se muestra hacia discapacidad, les convierte en invisibles. Según precisa, el 58% de las personas con discapacidad opina que, en general, el entorno se muestra indiferente hacia sus retos, dificultades y necesidades.
Fuente: ANTENA 3 TV

19 oct. 2016

María Vitres desconoce los obstáculos

A María Victoria Viltres Pérez la sorprendimos en plena faena en la sala de rehabilitación de Buey Arriba, donde asiste diariamente a personas aquejadas de diversas patologías, fundamentalmente articulares.
Su especialización en terapia y rehabilitación le ha permitido desarrollarse profesionalmente y ser útil a la sociedad, pues la retinosis pigmentaria que padece hace 19 años no constituye un obstáculo para su realización personal.
“Siempre me gustó estudiar una carrera relacionada con la salud y logré cursarla gracias a la ayuda de la Asociación Nacional del Ciego (Anci). En mi etapa de estudiante fueron grandes apoyos la bibliografía en braille y el sistema Jaws para invidentes.
“Con quien mejor me desempeño es con los niños y las personas con problemas neurológicos, además de los hemipléjicos y los pacientes con accidentes cerebrovasculares.
“La mayor alegría que experimento es cuando percibo que con mis manos y las técnicas aplicadas logro mejorar a los convalecientes. Con el paso de los años he perfeccionado mis habilidades y aumentado la destreza”.
Para ella no hay mejor regalo de la vida que su profesión, porque antes de ser rehabilitadora tuvo muchos complejos y dudas, pero con el desempeño profesional las fue superando.
Entre las técnicas utilizadas por Viltres Pérez para la recuperación se encuentran el infrarrojo, los masajes, la electroterapia y los ejercicios en el gimnasio.
Aunque no es nativa del mencionado paraje montañoso, sino de Niquero, reconoce que ha crecido mucho en su centro laboral, en el cual tiene 10 años de trabajo y la aprecian mucho por ser atenta y comunicativa.
El poder del amor la arrastró, literalmente, hacia Buey Arriba, y ha sido allí donde ha aprendido lecciones de gran utilidad, por eso insistió en enviar un mensaje a quienes padecen una limitación: “Mi consejo es que se descubran y acepten, sin imponerse límites en el desarrollo.
“Es necesario tener en cuenta la limitación, pero nunca erigiéndola como barrera, y si persiste en ello debemos romperla y buscar apoyo, pero nunca optar por quedarnos encerrados en la casa, pues siendo útiles mejoramos nuestra vida y contribuimos al desarrollo social”.

Fuente: lademajagua.cu

24 sept. 2016

Células madre de cordón umbilical para tratar la RP


La retinosis pigmentaria es un grupo de enfermedades hereditarias de la retina caracterizadas clínicamente por mala visión nocturna, constricción progresiva del campo visual y pérdida progresiva de agudeza visual hasta derivar en la ceguera total. Esta enfermedad, que en España afecta a más de 25.000 personas, carece de tratamiento efectivo actualmente. Retrasar su desarrollo o mejorar la visión de los pacientes es la única vía hasta el momento en el tratamiento.
“Ante esta situación, la terapia con células madre en el tratamiento de la retinosis pigmentaria se presenta como alternativa terapéutica para mejorar la calidad de vida de los pacientes”, afirma Santiago Luengo, director general del banco de células madre SECUVITA.
En 2006, Lambda y cols demostraron la posibilidad de obtener neuronas retinianas a partir de células madre embrionarias humanas (revista Proc Natl Acad Sci U S A. 2006;103(34):12769) . Más recientemente el equipo de Scwartz y cols de Los Angeles, California, presentaron los datos de los primeros ensayos clínicos fase 1 y 2 en pacientes con diversas distrofias retinianas, empleando células pigmentarias de la retina obtenidas a partir de células madre embrionarias. Sus resultados, publicados en la revista The Lancet (vol 385, feb 7,2015), mostraron que las células trasplantadas injertan en la retina y mejoran, al menos parcialmente, la agudeza visual de los pacientes.
“Teniendo en cuenta que las células madre de la sangre del cordón umbilical son semejantes en muchos aspectos a las células embrionarias y conservan gran parte de sus características de multipotencialidad y plasticidad, podrían ser una atractiva alternativa al uso de células embrionarias para esta enfermedad”, aclara Jaime Pérez de Oteyza, director médico de SECUVITA. “Las ventajas que a priori tendrían las células de la sangre del cordón umbilical serían la disponibilidad inmediata sin necesidad de manipular embriones y la ausencia de riesgo de desarrollo de tumores, que es uno de los problemas potenciales de la células embrionarias”, añade.
En España, recientemente el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia ha concluido una investigación basada en la inyección de células madre mononucleadas autólogas extraídas de la médula ósea del propio paciente con resultados positivos y sin complicaciones ni molestias en los pacientes, logrando retrasar la evolución de la enfermedad.
“Nos estamos acercando a la posibilidad de devolver la vista a personas que la han perdido, no mediante el uso de medicamentos, sino de células vivas capaces de regenerar su retina”, declara el director médico de SECUVITA.

Fuente: biotech-spain.com

23 sept. 2016

Día mundial de la retinosis pigmentaria


El día Mundial de la Retinosis Pigmentaria se celebra todos los años el último domingo de septiembre, siendo su próxima celebración el día 25 de Septiembre del 2016.
La retinosis pigmentaria no es una sola enfermedad, sino que se trata de un conjunto de enfermedades oculares crónicas de origen genético y carácter degenerativo que se asocian a este nombre.
Se caracteriza por crear una degeneración progresiva en la estructura del ojo sensible a la luz, la retina, que poco a poco va perdiendo las principales células que la forman. Durante esta jornada se intenta concientizar sobre esta enfermedad que es invisible a los ojos de la sociedad.

Todos sabemos que la solución a la retinosis pigmentaria no es cuestión de un día pero esta celebración anual ayuda para captar la atención de la sociedad para esta problemática que aqueja a muchas personas en el mundo. Un año más miles de afectados con esta enfermedad piden que las investigaciones en el tema sean más constantes y avanzadas ya que son la esperanza de lograr terminar o combatir con más recursos la enfermedad. Expertos en el tema aconsejan cada año a las personas que sufren o posiblemente vayan a desarrollar la enfermedad, a conocerla, investigar más sobre el tema organizar grupos de personas interesadas para avanzar en conocimiento, recurrir a entidades que estén dispuestas a apoyar proyectos para ayudar a los enfermos. La Retinosis Pigmentaria es una enfermedad ocular que produce una grave disminución de la capacidad visual, y que en muchos casos conduce a la ceguera. Aunque se nace con la enfermedad, es raro que se manifieste antes de la adolescencia, y prácticamente siempre lo hace de forma insidiosa, de tal modo que el enfermo no es consciente de su dolencia hasta que ésta se encuentra en fases muy avanzadas. La retinitis pigmentaria generalmente se da en familias y es un trastorno que puede ser causado por muchos defectos genéticos. Las células que controlan la visión nocturna, llamadas bastoncillos, son las que tienen mayor probabilidad de resultar afectadas; sin embargo, en algunos casos, las células del cono retiniano son las que reciben el mayor daño. El distintivo más importante de la enfermedad es la presencia de manchas de color oscuro en la retina. A medida que la enfermedad progresa, también se pierde la visión periférica de manera gradual y la afección puede conducir con el tiempo a la ceguera, aunque generalmente no es completa. Los signos y síntomas a menudo aparecen primero en la niñez, pero los problemas visuales severos usualmente no se desarrollan hasta los primeros años de la edad adulta.

19 sept. 2016

¿Cómo es el pensamiento matemático de un ciego?

Una persona ciega y una persona vidente, ¿piensan de la misma forma en los conceptos numéricos? Un estudio con resonancia magnética cerebral indica que existe una actividad cerebral diferente y que la experiencia visual cambia nuestro pensamiento numérico.
El surco intrapariental es una región en el cerebro que se pone a trabajar cuando pensamos en números o conceptos matemáticos. Desde hace muchos años, los científicos han registrado un pico en la actividad de las neuronas de esta región no solo cuando la persona hace cálculos o le mencionan un número, sino cuando alguien habla de referencias cuantitativas genéricas, como "muchos", "algunos más" o "más grande que el otro". Esta zona del cerebro se especializa, además, en controlar los movimientos del ojo llamados sacádicos y en los movimientos de precisión de la mano a la hora de agarrar objetos. O sea, que a pesar de estar en el lóbulo parietal, tiene un importante papel en el trabajo visual. Pero, ¿hasta qué punto están relacionadas la vista y el pensamiento matemático?
Parte de la corteza visual de las personas ciegas de nacimiento interviene en el procesamiento de números
El equipo de Shipra Kanjlia se ha hecho esta misma pregunta y el intento de darle respuesta aparece publicado esta semana en la revista PNAS. Para conocer cómo influye la experiencia visual en la configuración del pensamiento numérico, el equipo reclutó a 17 adultos ciegos de nacimiento y a otros 19 voluntarios videntes y les pidió que resolvieran una tarea matemática y otra lingüística mientras registraba su actividad cerebral mediante resonancia magnética funcional (que mide la intensidad del flujo sanguíneo en distintas zonas del encéfalo).

Al analizar los resultado, los autores del artículo comprobaron que en ambos grupos las neuronas del surco intraparietal se habían activado mucho más durante la tarea matemática que durante el análisis lingüístico, y descubrieron de paso que cuando los invidentes pensaban en números en ellos se activaba una parte de la corteza visual que en los demás permanecía en reposo. Se trata de la circunvalación occipital media derecha y se activaba con más o menos intensidad en función del grado de dificultad de la tarea numérica.
¿Qué conclusiones se pueden obtener a partir de estos resultados? Los autores creen que el experimento demuestra que el papel del giro intraparietal es independiente de la experiencia visual de los individuos. Sin embargo, recalcan, cuando la persona es ciega de nacimiento, partes de su corteza visual pasan a intervenir en el procesamiento de números, lo que sugiere qye en las primeras etapas de desarrollo se produce un fenómeno de plasticidad que permite a los ciegos reclutar nuevas áreas para el pensamiento matemático.

Fuente: vozpopuli.com

14 sept. 2016

Prueban un nuevo chip que se fija en la retina

Prueban un nuevo chip que se FIJA en la retina y permite su reemplazo. El Instituto de Microcirugía Ocular (IMO) está probando los beneficios de un nuevo sistema de visión artificial, el 'IRIS®II', un chip desarrollado por la compañía francesa Pixium Vision y que, a diferencia de los modelos actuales, no se coloca por debajo de la retina, sino que se fija en ella.
Según informó el IMO, este método de anclaje presenta dos ventajas. Por un lado, simplifica la intervención y disminuye las probabilidades de un desprendimiento de retina y de otras complicaciones que actualmente acompañan a este procedimiento, y por otro, permite su extracción y posterior sustitución por modelos más evolucionados, que se confía que aparezcan en los próximos años y sobre los que ya existen prototipos.
El estudio IRIS®II, que ha empezado en septiembre y que durará un mínimo de 18 meses y un máximo de 36, en función de los resultados, se llevará a cabo en 10 pacientes. Los candidatos son personas ciegas que no pueden reconocer formas a causa de distrofias de retina como retinosis pigmentaria, distrofia de conos y bastones o coroideremia, las cuales provocan un daño en las células retinianas pero no impiden el buen funcionamiento del nervio óptico.
El IRIS®II, un microchip de silicona con 150 electrodos, se implanta en la retina y la estimula artificialmente, permitiendo al paciente percibir formas y movimientos. El sistema utiliza una minicámara bioinspirada que imita el funcionamiento del ojo humano, ya que captura de manera continua los cambios en el campo visual mediante píxeles independientes en el tiempo. Desde esta minicámara, instalada en unas gafas, se envía la información que estimula la retina para que transmita señales de imagen al cerebro.
Este chip en pruebas, “triplica el número de electrodos respecto a los modelos anteriores, por lo que cabe esperar algo más de definición en la imagen que proyecte sobre la retina”, explica la doctora Anniken Burés, oftalmóloga del instituto y también miembro de la investigación. Por su parte, el doctor Borja Corcóstegui, que estuvo involucrado de forma directa en los primeros desarrollos de chip de retina hace más de dos décadas y que es el investigador principal en IMO de este nuevo estudio, afirma que “no se han logrado todavía resultados que puedan hacerlo realmente determinante para mejorar la calidad de vida de los pacientes”. 


Fuente: imo.es