28 may. 2016

Actores invidentes. Obra de teatro de Argentina: "Para que veas"

Para que veas es el grupo de teatro formado por diez actores no videntes, todos adultos mayores, que estrenará el próximo 14 de junio la obra “Gris de ausencia”, clásico de Tito Cossa con dirección de Daniel Alvarez, otro actor no vidente de Mar del Plata. El estreno está previsto en el café de Balcarce 3254. Además, habrá un segundo estreno el 24 de junio en la sala Payró del Teatro Auditorium.
Surgido en 2010 desde Umasdeca, institución relacionada a la rehabilitación de personas ciegas, el grupo venía trabajando en el teatro. Esta pieza de la dramaturgia argentina será el puntapié de una serie de obras que pretenden llevar a escena, siempre con el desafío de demostrar que es posible llevar adelante un espectáculo teatral complejo por actores que no cuentan con la herramienta de la visión.
Alvarez sabe que gran parte del motor del grupo está en la necesidad de demostrar que “no hay límite” y que “el techo lo ponemos nosotros”, según dijo en relación a los riesgos que busca asumir el grupo, integrado por personas de entre 70 y 90 años.
“Es un grupo muy culto, muy informado, son personas que saben de arte, de música, de literatura, yo les digo que cuando sea viejo quiero ser como ellos”, ríe Alvarez, quien entendió que los actores supieron aggiornarse a los tiempos que corren, pese a la edad. “Tienen mucho talento, por eso digo que yo no los dirijo, es como si los representara o los acompañara”, agregó.
Y contó que algunos de los integrantes llegan en colectivo y que otros “estaban postrados” antes de comenzar con los preparativos del estreno, pero ni bien supieron de la posibilidad de hacer teatro “fueron ellos los primeros en asistir a las reuniones”. En ese sentido, siente que el teatro los motorizó, los accionó a favor de la vida y de la salud. 
“Ser discapacitado y viejo te limita mucho”, dijo el director, quien entendió que el teatro es también un instrumento para acercarse a un encuentro comunitario.

Fuente: 0223.ar

26 may. 2016

¿Cómo ayudar a una persona con discapacidad visual?



Muchas personas -no discapacitadas- se sienten confundidas cuando encuentran a una persona con discapacidad visual. La visión representa un papel fundamental en la autonomía y desenvolvimiento de cualquier persona. Se debe entender que la persona con deficiencia visual solo ha perdido ese sentido, y que aún conserva los cuatro restantes. Además, de su capacidad intelectual. Es importante saber cómo manejar y ayudar a estas personas, porque lo más dañino para alguien con discapacidad visual es la indiferencia de la sociedad ante el problema.

La discapacidad visual es la carencia, disminución o defectos de la visión, bien sea por causas congénitas o adquiridas. Se estima que en el mundo hay aproximadamente 285 millones de personas con este tipo de deficiencia, de las cuales 39 millones son ciegas y 246 millones presentan baja visión.
La pérdida grave de la visión se va a manifestar en limitaciones muy severas. La discapacidad visual afecta el desplazamiento, vida diaria, o a la información. Igualmente, encontrará restricciones para el acceso y la participación en diferentes entornos: educación, trabajo y ocio.

-- Algunas recomendaciones para ayudar a las personas con discapacidad visual son:
- Cuando entable una conversación con una persona con discapacidad, hable directamente a ella y no a las personas que la acompañan.
- Identifíquese antes de tener un contacto físico con esa persona, dígale su nombre y función si corresponde. Al retirarse, despídase de ella.
- Jamás tome el bastón de una persona con discapacidad visual, recuerda que es su medio de información del entorno.
- Si desea ayudar a una persona invidente espere a que ésta le pida ayuda de alguna forma.
- Trata de describir alguna situación o alguna cosa que le entregues.
- No haga lo que ellos pueden hacer por sí mismos, con el pretexto de que usted lo hace mejor o más rápido.
- Cuando indique un lugar o una dirección, adviértale sobre los obstáculos y distancias que puede encontrar. Emplee expresiones tales como: "a su derecha", "arriba", "abajo", "un escalón"; o use las manecillas del reloj: "está a la una", "se encuentra a las diez", etc. Y no expresiones vagas como: "allí", "ahí" o "aquí".
- Si ve a una persona invidente dispuesto a cruzar la calle, ofrézcale ayuda. Si su respuesta es negativa no te sientas mal, ya que solamente puede estar esperando a alguien.
- Cuando lo ayude a desplazarse, no lo tome del brazo; deje que él se tome del suyo colocándose del lado inverso al bastón. Y deja que él te siga, no lo empujes por delante de ti ni lo tomes del bastón.
- Si lo vas a dejar solo por un rato, déjalo cerca de algo que pueda tocar, para que mantenga contacto con el ambiente.
- Si ves a una persona invidente que caminando va a encontrar un obstáculo grave, evítale el accidente y guíalo para salvarlo del peligro.
- Cuando lo invites a comer, generalmente los meseros se dirigen a la persona que ve y no a la que no ve, hacen preguntas como ¿qué quiere comer él?, ¿quiere su amigo café? Esta situación es muy incómoda para el que no ve, en este caso se debe dirigir la conversación hacia la persona ciega aclarando ¡él puede hablar por sí mismo!
- Cuando estés comiendo con él, dile lo que es o lo que han servido; también indícale en qué lugar están sus platos, vaso y cubiertos. Puedes emplear la técnica del reloj.
- Para guiar a tu amigo a una silla, coloca tu mano en el respaldo de su asiento; da por hecho que él sabrá cómo sentarse.
- Si lo vas a dejar solo por un rato, avísale para que no lo dejes hablando solo.
- Muchas personas cometen el error de gritarle, tú no lo hagas, él puede oír perfectamente.
- Antes de ayudar a alguien, pregúntale si quiere ayuda. En algunos casos, puede parecer que a una persona con discapacidad le está costando mucho trabajo hacer algo y que, sin embargo, se arregle bien y prefiera completar la tarea ella sola. Sigue las indicaciones que te dé y pregunta si no sabes qué hacer.
- Sea paciente con el tiempo que le lleve a una persona con discapacidad hablar o actuar. Deje que ella maneje ese tiempo y le facilitará la comunicación.
- No gastes energía buscando sustitutos de ”ver”, ”mirar”, ”ciego” y no evites emplearlos cuando sea necesario, él ha aceptado su ceguera y no afectará su sensibilidad. La persona invidente solo ha perdido un sentido, aun conserva los otros cuatro ademas de su capacidad intelectual.
- No te ofendas si rechaza tu ofrecimiento. Recuerda, aún conserva su capacidad mental.
- El bastón blanco es distintivo a nivel mundial de las personas con discapacidad visual, respétalo.
No es la discapacidad lo que hace difícil la vida, sino la indiferencia.

jRous

24 may. 2016

Ajedrez para personas con discapacidad visual.

El ajedrez puede encuadrarse en el numeroso grupo de deportes en el que el esfuerzo físico ocupa un papel secundario y la relación del deportista con el éxito depende más de otras habilidades. Se trata de un deporte de precisión, pero con un marcado aspecto competitivo.
Es el de más larga tradición e historia entre las personas ciegas de todo el mundo. Partiendo de la reglamentación internacional para personas que ven, los jugadores ciegos han propuesto a la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE fide.com) pequeñas adaptaciones para conseguir un juego completamente practicable por parte de los discapacitados visuales
No se trata, pues, de un deporte concebido para que los ciegos puedan competir entre sí, sino de un deporte milenario hacia el que este colectivo se ha acercado históricamente en busca de mayores horizontes personales y deportivos.
Se trata asimismo de una actividad muy igualitaria, porque el ajedrez para ciegos se disputa en una sola categoría, sin distinción entre ciegos y deficientes visuales, ni discriminación entre hombres y mujeres, ni por grupos de edades.
Existen campeonatos específicos para categoría femenina, o para categoría juvenil, pero ambos tienen, además, libre acceso a todos los torneos “senior” sin restricciones ni ventajas.
La capacidad que todos los grandes jugadores tienen para disputar partidas “a la ciega”, es decir, sin tablero delante, demuestra hasta qué punto los resultados en ajedrez están muy poco relacionados con las condiciones físicas y visuales.
Todas estas características han configurado un deporte con un alto nivel de exigencia por su decidida vocación de integración.
En las últimas décadas, ha sido muy rápida la progresión del colectivo de ciegos dentro del ranking internacional absoluto. Como consecuencia, desde 1992, la FIDE reconoce este nivel con la inclusión en la Olimpiada de Ajedrez, como un país más, de una selección internacional de ajedrecistas ciegos.

HISTORIA DEL AJEDREZ
Dice la leyenda que el ajedrez lo inventó, hace más de tres mil años, un matemático oriental, para satisfacer el encargo de un rey todopoderoso y hastiado de los juegos que conocía.
El monarca, fascinado por el nuevo juego, ofreció al sabio la mitad de su reino, pero éste se conformó con algunas cantidades de trigo: sólo un grano por el primer cuadro del tablero, dos por el segundo, cuatro por el tercero, ocho por el cuarto y así hasta las 64 casillas.
El rey, desconocedor de las posibilidades de las progresiones aritméticas, pidió un saco de trigo para satisfacer tan modesta petición, pero, cuando sus asesores terminaron de contar, le advirtieron que no habría trigo en el reino para pagar al sagaz inventor.
Burlado, el rey haría decapitar al sabio.
Ésa es la leyenda del primer rey al que pusieron en jaque y del primer hombre que perdió la cabeza por el ajedrez.
Posiblemente el anónimo inventor de la leyenda quiso ilustrarnos sobre la relación entre el cálculo en ajedrez y las matemáticas; en un sentido más general, puede afirmarse que la primera característica que debe poseer un buen jugador de ajedrez es la capacidad para elaborar el pensamiento abstracto.
A comienzos del siglo XX, con el nacimiento de la escuela soviética de ajedrez, el juego-ciencia, que fue privilegio medieval de aristócratas y clases altas, y cultivado con fines lúdicos, se transformó en un deporte de masas, reglado y orientado decididamente a la competición.
El ajedrez de élite se convirtió, desde ese momento, en una dura disciplina, que requiere profesionalismo y dedicación exclusiva, y que hará expresar al filósofo francés Marcel Duchamps “el ajedrez es un deporte, un deporte brutal. Si es algo, es lucha”.

EL AJEDREZ Y LAS PERSONAS CIEGAS
En esta época se produjo la incorporación masiva de los ciegos al ajedrez, aunque se conocen antecedentes desde la antigüedad.
El rey Fernando El Católico jugaba cada día al ajedrez con su confesor, el abate Roldán Bielsa; cuando este último perdió la vista, el rey le regaló un tablero de mármol con adaptaciones en los escaques y con las piezas negras diferenciadas con un lazo.
Pero en las primeras décadas de este siglo las iniciativas aisladas dan paso a la formación de grupos de ajedrez en distintas asociaciones nacionales de ciegos europeas, que acabarán, en 1958, convergiendo en la International Blind Chess Asociation (IBCA), que da un impulso decisivo a la organización de torneos para ciegos.
A partir de la creación de la Organización Internacional del Ajedrez para Ciegos (IBCA), comenzaron a organizarse competiciones internacionales de ajedrez para ciegos.
La primera Olimpiada por Equipos se puso en marcha en 1961. El crecimiento en número de equipos y en nivel de juego se ha producido en las dos últimas décadas, cuando han nacido competiciones como el Campeonato del Mundo Femenino, el Campeonato de Europa Individual, o la Copa del Mundo.
La ONCE, desde 1992, ha desempeñado un papel muy activo como organizadora y promotora de nuevos torneos oficiales.
Aún más importante que completar un digno calendario internacional, ha sido la inclusión, desde 1992, de un equipo de IBCA en la Olimpiada Absoluta de Ajedrez. La FIDE (Federación Internacional de Ajedrez) acepta la presencia de los mejores jugadores ciegos –como un país más- frente a todas las selecciones nacionales y otorga así el mejor aval de calidad para el deporte integrado.
Hoy, la IBCA se ha extendido ya a 4 continentes y el número de jugadores ciegos asociados en todo el mundo supera los 15.000.
EL AJEDREZ PARA CIEGOS: UNA VENTANA A LA SOCIEDAD
VENTAJAS DE LA ENSEÑANZA DEL AJEDREZ
Hace ya algunos años, La UNESCO declaró al ajedrez como una actividad muy beneficiosa en la formación de los jóvenes porque, además de los beneficios intelectuales, entrena a los niños en la toma de decisiones y la asunción de responsabilidades. Desde el punto de vista formativo, es un buen aprendizaje para la vida.
En España, en la década de los 90, el Senado aprobó una resolución en la que se insta al Gobierno a introducir el ajedrez como materia optativa en todos los colegios, a semejanza del modelo seguido ya hace décadas en países de nuestro entorno.
Además de las virtudes socializadoras que pueden atribuirse a todos los deportes, se reconocen comúnmente algunas ventajas específicas al ajedrez:
Es un juego de base matemática. Favorece por tanto el aprendizaje lógico de todos los estudiantes. El excampeón del mundo –e ingeniero de profesión- Mijail Botvinnik sentenció: “El ajedrez es a las matemáticas lo que la música es a la acústica”.
Desarrolla capacidades cerebrales importantes, como la memoria, la inteligencia, la creatividad o la concentración. Experimentos comparativos realizados en algunos colegios hablan de mejoras intelectuales superiores al 30% en los grupos de alumnos que aprenden ajedrez sobre los que no lo hacen.
Desarrolla el pensamiento crítico. Uno de los fundamentos en la formación de un ajedrecista es precisamente su objetividad a la hora de juzgar sus errores y los ajenos. No en vano este juego tiene una larga tradición de censura entre las religiones y los regímenes dictatoriales (prohibición en el Concilio de Trento, en el Irán de Jomeini, en China, en el régimen de los talibanes de Afganistán.)
Ayuda a la toma de decisiones. Algunos autores, como Boris Slotnik, ex director de la cátedra de ajedrez en la Universidad de Moscú, consideran que el ajedrez acelera la maduración de los jóvenes por el entrenamiento precoz en la toma de decisiones.
Pero, sobre su valor formativo, el ajedrez es, como apuntaba Duchamps, un deporte ferozmente competitivo. La larga duración de las partidas, la intensidad de los torneos, la dureza y constancia del entrenamiento y, especialmente, la interpretación (siempre exagerada) del resultado, como respaldo o menoscabo de las propias capacidades intelectuales, dan a la victoria o la derrota un matiz diferente a otros deportes.

VENTAJAS ESPECÍFICAS PARA LAS PERSONAS CIEGAS Y DEFICIENTES VISUALES
En el caso de los niños ciegos y deficientes visuales, hay al menos tres factores que refuerzan las ventajas del juego: la mejora intelectual, la capacidad de socialización y las posibilidades de igualarse a los videntes.
— El entrenamiento en la toma de decisiones y el pensamiento crítico, que tiende a eliminar las reacciones pasionales en beneficio de la lógica, se presenta especialmente beneficioso en personas, que por arrastrar alguna minusvalía, sientan algún grado de inadaptación personal y social.
— El ajedrez, por el número de países asociados a su Federación Internacional, es el tercer deporte más universal, tras el atletismo y el fútbol. Ello supone, para cualquier jugador, posibilidades casi ilimitadas de relacionarse con diferentes grupos humanos. La persona ciega, que a menudo vive en un mundo social cerrado, dispone, a través de las competiciones integradas, de una gran ventana por donde asomarse a la sociedad; un ajedrecista ciego que sólo disputara las competiciones federadas de su Comunidad se relaciona con más de una docena de equipos y un centenar de jugadores videntes cada año.
No hace demasiados años que, para algunos alumnos ciegos, los encuentros de ajedrez fueron la primera experiencia autónoma, sin tutores o padres, con el mundo exterior. Esa alta socialización enriquece necesariamente su vida.
— El factor competitivo opera en el niño ciego como revulsivo a las frustraciones de su deficiencia visual. Ésta es una de las razones por las que, históricamente, el ajedrez -una actividad con escasas recompensas económicas y honoríficas- ha sido el deporte más y mejor practicado por las personas ciegas y deficientes visuales en el mundo.
Frente al tablero el niño ciego descubre la competición en igualdad de condiciones con los videntes, lo que le ayuda a desterrar la idea de la minusvalía y mejora su autoestima.
Pero no conviene olvidar que para seguir en una disciplina dura y esforzada como pocas, el ajedrez no debe perder su horizonte lúdico. Antes que dejarse atraer por las complejas consecuencias sobre la personalidad, el ajedrecista debe disfrutar del juego.
Las partidas entre ajedrecistas ciegos se juegan en dos tableros; cada uno de los jugadores mueve las piezas en su tablero de modo que, al tocarlas, no moleste ni sea molestado por su contrario. Los relojes de ajedrez disponen de un mecanismo de voz con auriculares para acceder al tiempo de juego.
El instrumental de juego es diferente al de los jugadores videntes, pero estas modificaciones no son más que pequeñas adaptaciones del material tradicional; se busca con ello, una vez más, el objetivo de la normalización. La persona que ve puede jugar perfectamente con el tablero, piezas y reloj del jugador ciego y ninguno de los dos se encuentra con desventajas.

El material de juego consiste en:
1. Un tablero adaptado que tiene los cuadros negros ligeramente más altos (de 1 a 2 milímetros) que los blancos, para que cada casilla resulte perceptible al tacto. Este tablero debe tener al menos 20 cm. de lado. Los tableros más pequeños fueron prohibidos por la FIDE (Federación Internacional de Ajedrez) porque la mano del jugador ciego podía cubrir toda la extensión del tablero y hacer imposible su visión para el árbitro.
Pese a esta flexibilidad en la elección de tablero adaptado, la tendencia, en los países donde el ajedrez para ciegos está más desarrollado, es elegir tableros muy semejantes en tamaño y modelo a los utilizados en cualquier torneo para personas que ven.
2. Un orificio en el centro de cada uno de los 64 escaques. En él se insertan las piezas.
3. Las piezas tienen -como prolongación de la base- un pequeño vástago por medio del cual las piezas quedan sujetas a las casillas. Este es el sistema ideal para que los jugadores ciegos puedan tocar las piezas sin derribarlas ni desplazarlas involuntariamente.
4. Las piezas negras tienen -generalmente en lo más alto- una cabeza de clavo que las hace distinguibles, al tacto, de las blancas.
5. El reloj de ajedrez es un artilugio con dos mecanismos que marchan alternativamente. Cuando un jugador mueve pieza, acciona un pulsador que detiene su tiempo y pone en marcha el del contrario. Así hasta el final de la partida.
El reloj tradicional para ciegos es parecido, pero carece de cristal protector para que se puedan tocar las manecillas de la esfera. Sin embargo este sistema —poco preciso en el control de minutos y segundos y favorecedor de episodios de picaresca— está ya superado por los nuevos relojes digitales, que incorporan, además de la nueva tecnología, un sistema de voz sintética para que el jugador, mediante un auricular, acceda en cualquier momento de la partida al control de su tiempo y el de su rival. Este reloj incorpora módulos de voz sintética en español, inglés y alemán para universalizar su uso. La tercera generación de estos relojes (llamados DAMA) cuenta también con avisador acústico del final del tiempo de juego.
6. Para anotar las partidas las personas ciegas utilizan hasta 4 sistemas diferentes:
a) su material habitual de escritura (pauta, papel braille y punzón);
b) máquinas portátiles para escribir en braille;
c) grabadoras, que suelen utilizarse conjuntamente con el ábaco. En la grabadora se dicta la jugada que se hace y con el ábaco se controla el número de jugadas realizadas en cada momento;
d) Braille’n Speak (Braille Hablado) o similares. Una agenda electrónica con sintetizador de voz, donde los datos se introducen mediante teclado braille y se recuperan a través del sintetizador de voz.
En este capítulo, el reglamento establece la obligatoriedad de anotar las partidas, pero no establece prohibiciones ni preferencias entre unos u otros sistemas.
La proliferación de curiosos sistemas para anotar las jugadas o controlar su número antes del control es uno de los aspectos más llamativos y peculiares en un torneo para ciegos.

EL REGLAMENTO
La reglamentación de la FIDE (Federación Internacional de Ajedrez) rige para todos los ajedrecistas del mundo, incluyendo las personas ciegas. Existen, eso sí, unas normas complementarias cuando uno de los contendientes, o los dos, son ciegos. Son las siguientes:
1) La partida entre dos jugadores ciegos o entre un ciego y un vidente puede disputarse, a petición de cualquiera de los jugadores, en dos tableros. Esto permite que cada jugador pueda tocar o mirar su tablero sin interferencia de las manos del contrario. Con los dos tableros, un jugador no queda frente al otro, sino ligeramente escorado. En el centro, accesible para ambos, queda el reloj.
2) Las jugadas deberán anunciarse al contrario, que debe repetirlas y ejecutarlas en su tablero.
Para comunicarse se utiliza la anotación algebraica diciendo los nombres de las piezas y los números de las filas del tablero en idioma alemán, mientras los nombres de las columnas serán los siguientes: Anna, Bella, Cesar, David, Eva, Félix, Gustav, Hector. Así, en un campeonato del mundo para ciegos, la jugada Cf6 (“caballo efe seis”), sonaría como “springer felix sex” y sería comprendida por jugadores de todos los continentes.
3) En un tablero adaptado se considera “pieza tocada” (y se aplica la regla del ajedrez que corresponde) cuando ésta haya sido extraída del orificio de encaje. Igualmente se considera la jugada realizada cuando una pieza ha sido encajada en una casilla.
4) Si durante el transcurso de la partida se observan diferentes posiciones en los dos tableros, el error debe corregirse consultando las planillas de ambos jugadores. El jugador que haya anotado correctamente pero haya ejecutado otra jugada deberá ajustar su posición a lo anotado.
Si por el contrario, las planillas difieren, deberá retomarse la partida desde el punto en que las planillas estén de acuerdo, reajustando los tiempos.
5) El jugador ciego tiene derecho a utilizar un asistente, que anote, anuncie y mueva las jugadas y el reloj.
Sin embargo, esta norma está casi desterrada en la práctica porque la persona ciega trata de jugar su partida con la mayor normalidad. Por ello, la figura del asistente tiende a desaparecer.
Todas estas normas están, además, condicionadas a las necesidades de cada torneo. El director de la competición está facultado para adaptarlas de acuerdo a las circunstancias.
Conviene señalar que la reglamentación no hace distinción alguna entre ciegos y deficientes visuales; ambos pueden acogerse a las normas anteriores. Esto es coherente con la organización general del ajedrez para ciegos, donde no se hacen categorías B1 y B2. Con un grado de visión del 10% o menor, se puede participar en las competiciones de ajedrez para ciegos.

Fuente: D.O.C.E.

21 may. 2016

Según estudio, el MINDFULNESS (Meditación) mejora la agudeza visual

 El investigador del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, Javier García Campayo, al frente del equipo que lidera la investigación de mindfulness en España, ha presentado los resultados de dos estudios que abren líneas de investigación punteras a nivel internacional y que reflejan que el mindfulness actúa sobre el ADN y las proteínas y previene el envejecimiento del cerebro.
El primero de ellos concluye que la meditación continuada alargaría la esperanza la vida y el segundo, realizado con el Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Miguel Servet, demuestra que meditar mejora la agudeza visual. En ambos casos, el equipo aragonés ha liderado grupos de investigación con participación de varias universidades españolas y otros investigadores internacionales.
El periódico británico ‘The Guardian’ ha citado recientemente las líneas de investigación que abre el novedoso estudio realizado por el equipo del doctor García Campayo, publicado en la revista académica ‘Mindfulness’ (EE.UU.).
En él se estudian meditadores zen con años de práctica meditativa e individuos sanos de la misma edad y sexo que nunca han meditado. Se confirma que la longitud de los telémetros (proteínas situadas en los extremos de los cromosomas y que correlacionan con la esperanza de vida) es significativamente mayor en meditadores. La conclusión es que la meditación continuada alargaría la esperanza de vida.

TELÓMEROS
Los telómeros son compuestos de ADN y proteínas, localizados en los extremos de los cromosomas y necesarios para la correcta replicación del ADN y la estabilidad cromosómica. La longitud de los telómeros se relaciona con diversas variables comportamentales, factores psicológicos y/o enfermedades, y ofrece una visión de la longevidad del organismo. Para llevar a cabo este estudio, se reunió a una muestra de veinte meditadores y veinte no meditadores. Destaca en los resultados, que la muestra de meditadores obtuvo valores significativamente superiores en la mediana de la longitud telómerica (MLT) y presentó un significativo porcentaje menor de telómeros cortos, siendo este un aspecto novedoso de este estudio.
En lo que se refiere a variables de mindfulness, la muestra de meditadores obtuvo una mejor puntuación en atención y conciencia, observación, descripción, no juicios, resiliencia, autocompasión, satisfacción con la vida y felicidad subjetiva.
En cuanto a la relación entre mindfulness y telómeros, en el estudio se observan dos factores que pueden desempeñar una función clave. Uno de ellos es la aceptación, medida como la ausencia de evitación experiencial (este estudio es uno de los primeros en mostrar que la aceptación está relacionada con la longitud de los telómeros). Y el segundo de ellos, tiene que ver con la compasión y uno de sus componentes, la humanidad compartida, una estrategia útil para la regulación emocional en la que no se evitan los sentimientos dolorosos o estresantes, sino que se afrontan conscientemente con bondad, comprensión y sentido de humanidad compartida.
El estudio se presenta bajo el título ‘La meditación zen, la longitud de los telómeros y el papel de la evitación experiencial y de la compasión’, y junto a Garcia Campayo, completan el equipo investigador Marta Alda, Marta Puebla-Guedea, Baltasar Rodero, Marcelo Demarzo, Jesús Montero Marin y Miquel Roca, ha detallado el Gobierno aragonés en una nota de prensa.
 
MEDITACIÓN Y MEJORA DE LA AGUDEZA VISUAL
Realizado con el Servicio de Oftalmología del Hospital Miguel Servet, el estudio sobre “evaluación de la función visual y cambios estructurales en la retina en los meditadores zen”, ha explorado la asociación con la práctica de mindfulness y el incremento de la neuroplasticidad del sistema nervioso central. Para llevar a cabo este estudio se reunió a una muestra de 18 meditadores zen y 38 no meditadores.
Entre las principales conclusiones destaca que la práctica de la meditación Zen se asocia a mejor agudeza visual (especialmente en el contraste y a la sensibilidad al contraste). También se encontró una correlación entre los parámetros funcionales y estructurales.

En concreto, entre el espesor de la capa de células ganglionares, en las áreas nasal e inferonasal, y la visión de color y la sensibilidad al contraste, lo que puede significar que las células ganglionares de la retina se adaptan al contraste visual.
En este análisis se ha implicado al completo el Servicio de Oftalmología del Hospital Miguel Servet, con Elena García Martín al frente, junto a García Campayo y el investigador de la Universidad de Sao Paulo, Marcelo Demarzo.

Fuente:  WEB

18 may. 2016

Diseñan gorra de natación para ciegos vía Bluetooth

Emite una vibración que le avisa al nadador ciego el momento exacto en que tiene que dar la vuelta para evitar golpearse contra la pared de la pileta.


Se trata de una tecnología que mejorará la calidad de vida de los deportistas no videntes. A través del sistema bluetooth, sincronizado con un dispositivo Android, la nueva gorra de natación Blind Cap emite una vibración que funciona como alarma avisándole al nadador ciego el momento exacto en que tiene que dar la vuelta para evitar golpearse contra la pared de la pileta.

Como resultado del trabajo conjunto de la empresa coreana Samsung con la agencia de publicidad española Cheil y el Comité Olímpico Internacional, el gadget incorporado a la gorra le avisa al nadador ciego que tiene que dar la vuelta. En categorías paralímpicas de no videntes o disminuidos visuales, el técnico golpea la espalda del nadador con una esponja sujeta en el extremo de un palo, un sistema que se implementa desde hace más de medio siglo y que ahora quedaría en desuso permitiendo mejorar aún más los tiempos. Con este nuevo sistema, un asistente del nadador sólo tendrá que pulsar un botón para indicarle que tiene que girar.

Ya disponible en Google Play, esta gorra de natación se sincroniza con un dispositivo Samsung Galaxy S7 o Gear S2 siendo compatible con todo dispositivo que funcione con el sistema operativo Android.
Además del momento en que se debe girar para no chocarse con la pared, esta gorra también almacena datos e información sobre el entrenamiento cronometrando el tiempo de cada una de las vueltas.
Ideado para los plusmarquistas e integrantes de la elite paralímpica, esta gorra podría transformarse en una solución para millones de no videntes que así tendrán mayor facilidad para incursionar en la natación con los beneficios de todo entrenamiento en pileta.

Fuente: diariolaprovinciasj.com

11 may. 2016

Lentes inteligentes para personas con discapacidad visual.


Un grupo de expertos investigadores de la Universidad de Oxford en Inglaterra, recientemente ha desarrollado unos nuevos lentes inteligentes, un tanto similares a los Google Glass, pero con fines médicos.

Estos reciben el nombre de Smart Glass y su uso podría estar destinado a mejorar la calidad de vida de aquellas personas que sufren de alguna discapacidad visual. Estas gafas inteligentes están equipadas con una micro cámara, una brújula, un GPS, así como también varios sensores infrarrojos.
El reconocido neurólogo Stephen Hicks, quien es uno de los responsables de este ambicioso proyecto, asegura que las nuevas Smart Glass mejoran la notablemente la percepción de la luz y también el movimiento.
“Llevamos trabajando tres años en Oxford en el diseño de estas gafas inteligentes para saber cómo mejorar las capacidades de visión que todavía tienen estas personas. Cuando te quedas ciego sigues teniendo alguna visión. Estas gafas mejorarán el reconocimiento facial y de obstáculos por parte de las personas que sufren este problema”, explica Hicks mientras presentaba el invento a los medios locales.
Las Smart Glass utilizan una nueva tecnología de cámaras tridimensionales, las cuales pueden detectar la estructura y la posición de objetos cercanos al usuario. Luego de esto, un software de desarrollo propio, bloqueará el fondo y hará resaltar de una manera bastante evidente todo aquello que se encuentre cerca de la persona, de esta manera se evitara que pueda tropezar y hacerse daño.
“El contraste entre el fondo y el objeto es enorme, explica Hicks. Las imágenes aparecen en la parte interior de las gafas que son transparentes y a ello se puede añadir la visión normal de la persona. Estas gafas permiten a la persona con problemas de visión percibir el mundo de una mejor manera”, indico el equipo de investigadores quienes dieron vida a las Smart Glass.
Se estima de que en el mundo existen hoy en día unos 285 millones de personas con discapacidad visual, de las cuales 45 millones son ciegas. Esta nueva tecnología podría ser de mucha ayuda para mejorar su calidad de vida, esto según sus creadores, será el objetivo principal de esta innovación un tanto futurista.
No hay que olvidar también el hecho de que estos lestes ayudaran a evitar dolorosas y muy costosas operaciones de la vista, brindando la oportunidad de ver mejor a aquellas personas que lo necesiten.

Fuente:oitec.co

10 may. 2016

Susana Vargas: Madre y enfermera invidente

Susana Vargas

Susana Vargas del Villar tiene 47 años de edad y es enfermera del Hospital Central desde hace 26 años, pero a consecuencia de una retinosis pigmentaria, enfermedad crónica degenerativa, fue perdiendo la vista desde los 24 años, hasta quedar totalmente ciega a los 33, con una pequeña de 6 años y con un esposo enfermo de cáncer en el estómago, que no pudo librar la batalla contra esta enfermedad, muriendo al año siguiente.


Estos fueron dos golpes muy fuertes para Susana, quien nunca se dejó caer; ella era enfermera del área de terapia intensiva, pero por su enfermedad fue cambiada al Departamento Central de Equipos y Esterilización y Empaquetamientos, en donde actualmente se desempeña como cualquiera de sus demás compañeras.
"Duré 10 años como enfermera de Terapia Intensiva, un trabajo que disfrutaba, pero como fui perdiendo la vista, era cada vez más difícil, por lo que me cambiaron a este departamento en donde las funciones eran más sencillas y aunque al principio no me gustaba, estoy muy a gusto aquí, aunque tal vez no como quisiera, pero puedo desempeñar mi profesión" comenta Susy, llamada así por sus compañeras de trabajo.
Diana es la hija de Susy, quien actualmente tiene 20 años y está estudiando el cuarto semestre de la carrera de Ciencias Químicas: "Diana me ve como cualquier persona normal, pues fue cuando ella tenía 6 años, yo perdí totalmente la vista, por lo que para ella siempre he estado así; además ha visto cómo trabajo y realizo todas las tareas de la casa, como barrer, trapear, lavar trastes, hacer comida; siempre lo he hecho todo, por eso para ella es algo normal" dice Susy.
Al preguntarle qué ha sido lo más difícil para ella después de haber perdido la vista, inmediatamente dice: "el no ver a mi hija, no poder participar con ella en algunas actividades y sobre todo no poder verla bailar, pues ella es bailarina de ballet clásico y voy a sus presentaciones y escucho la música, pero mi mayor deseo siempre ha sido poder verla bailar".
Una vida difícil es la que desde hace 14 años han enfrentado Susy y Diana, pero gracias a su fuerza, a su coraje y "al apoyo de mucha gente, mi familia, mis amigos y mis compañeros de trabajo, hemos podido llegar hasta aquí; he podido brindarle a mi hija una vida cómoda, sin carencias ni privaciones, eso es algo que me hace sentir muy bien, pues en un principio no sabía si lo iba a lograr y hoy estoy a dos años de jubilarme y mi hija de recibirse, aunque no estoy muy segura de querer dejar de trabajar, pues ¿qué voy hacer todos los días en mi casa?" comenta está reconocida profesionista y madre.
"Mi niña ha tenido que ser muy fuerte y ha aprendido hacer muy independiente desde muy chica, algo bueno, pero que como mamá me duele, pues las cosas pudieron haber sido diferentes. Ha sido difícil para ambas, pero creo que ya lo superamos y estamos bien" comenta orgullosa Susy.
Finalmente nos dice que ser mamá ha sido su gran bendición: "es una enorme responsabilidad, pero estoy muy agradecida con Dios, mi familia, mis amigos y compañeros de trabajo, me siento feliz y afortunada de tener a Diana, quien ya en una ocasión me escribió una carta agradeciéndome mi esfuerzo y diciéndome que estaba orgullosa de mí, lo que sin duda ha sido el mejor regalo que he recibido como mamá".
Fuente: oem.com.

5 may. 2016

Pasos de "cebra inteligentes" ayudarían a las personas con discapacidad visual.

 El municipio tarraconense de Cambrils ha sido pionero en España en la instalación del primer paso de peatones «inteligente», acompañado por dos señales verticales en cada extremo de la calzada. Funciona mediante unos sensores de presión, instalados en las inmediaciones del paso de cebra, que detectan personas acercándose con intención de cruzar.
En ese caso, enciende unas luces LED situadas tanto en las citadas placas verticales como sobre el asfalto, junto a la pintura tradicional. Su objetivo es alertar a los conductores sobre la presencia de peatones, para que paren.
Este ingenioso paso de cebra «inteligente» está en el Paseo de la Salle, una de las zonas más transitadas de Cambrils, tanto de día como de noche. Su sistema de iluminación se pone en funcionamiento coincidiendo con el encendido del alumbrado público. Su tecnología también puede utilizarse para iluminar una señal de stop, un ceda el paso, una curva peligrosa o cualquier otro ítem viario. Ha costado a las arcas públicas entre nueve mil y diez mil euros, importe que, sin embargo, hubiera sido menor de llevarse a cabo al construir la calzada, antes de asfaltarla.
El paso de cebra «inteligente» es fruto de un proyecto de Urban Lab, que también ha introducido en el municipio catalán varias marquesinas de autobuses alimentadas para su iluminación con placas solares, una estación de recarga de vehículos eléctricos y la implantación de luces LED en los semáforos. Se incluye en un plan de la aplicación de nuevas tecnologías para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, llamado «iCambrils».
Con todos estos avances no sólo se incrementa la seguridad de viandantes y pasajeros de coches, sino que se logra un ahorro energético considerable debido al bajo consumo de las bombillas LED utilizadas y al aprovechamiento de energías renovables.
11.000 atropellos al año
Todos los años se producen en España aproximadamente 11.000 atropellos, de los que más de 10.000 suceden en zonas urbanas, espacios habituales en los desplazamientos a pie. De hecho, por cada diez atropellos en ciudad (93% del total), se produce uno en carretera. Así, de los 378 fallecidos en total por atropello, seis de cada diez (224 víctimas mortales) se producen en ciudad, según los últimos datos de 2015 facilitados por la Dirección General de Tráfico (DGT).
Por edades, destacan las personas mayores y los menores de 14 años como colectivos más vulnerables. En concreto, los mayores de 74 años, con 107 fallecidos y 464 heridos graves el año pasado, representaron un 29% del total, seguidos por adultos con edades comprendidas entre los 65 y los 74 años, con 52 fallecidos y 241 heridos graves (15% del total). Por último, los menores de hasta 14 años, con 13 fallecidos y 211 heridos graves, protagonizaron el 11% de los casos.
Hay que tener en cuenta que la probabilidad de fallecer en caso de atropello se cuadriplica en función de la edad.
El perfil de la víctima que sufre un atropello de consecuencias graves en ciudad es el de una persona mayor de 65 años (o bien el de un menor de 14 años) que irrumpe en la vía, cruzando fuera de un paso de peatones y en una zona de escasa visibilidad. Los nuevos pasos de cebra «inteligentes», como el ahora instalado en Cambrils, bien pueden venir a paliar esta situación.

Fuente: ABC

1 may. 2016

Personas con discapacidad a la búsqueda de Trabajo.

Acceder al mercado laboral no es tarea fácil y las personas con discapacidad tienen que afrontar y superar barreras añadidas. En el Día Internacional del Trabajo algunas relatan a Servimedia su experiencia, auténticos ejemplos de superación. 
- María Alcaraz es usuaria de silla de ruedas por una distrofia muscular, estudió Derecho y trabaja desde hace 9 años en IBM como asistente personal de ejecutivos de alta dirección. En declaraciones a Servimedia aseguró que no ha tenido problemas a la hora de buscar trabajo, aunque indicó que siempre ha buscado "empresas arquitectónicamente accesibles”.
“En mi caso, al moverme en silla de ruedas, lo más complicado es el transporte para poder llegar al centro de trabajo. Las estaciones de Metro cercanas a la actual sede en la que trabajo no están adaptadas. Por lo tanto, tengo que coger varios autobuses y empleo mucho tiempo para poca distancia”.
A pesar de ello, Alcaraz dice estar muy contenta en la empresa y destaca que “te ofrece la flexibilidad y la posibilidad de conciliar tu situación personal y si un día tengo molestias físicas puedo trabajar desde casa”. Y añadió que “si alguna vez me planteo buscar otro trabajo, antepondría criterios de flexibilidad, como los que tengo ahora, por encima de sueldo o diferente función laboral”.
 

- Para Belén Gutiérrez, maestra de Pedagogía Terapéutica con discapacidad auditiva, el trabajar lo es todo. “Para mí el trabajo es fundamental, me permite además de ser independiente tener una rutina; sentirme realizada como persona e incluso ser un ejemplo de superación tanto para otras personas que se encuentren en mi misma situación como para la sociedad en general”.
“Al principio de mis búsquedas laborales”, señaló Gutiérrez, “supuse que tendría dificultades para encontrar trabajo en la empresa privada. Posteriormente mi versión, cambió positiva y esperanzadamente. Por un lado, lo fui consiguiendo durante unos años sin ser necesario poseer una discapacidad y la empresa supo valorarme como persona. Por otro lado, me di cuenta que la empresa privada si no recibía beneficios a cambio de contratarme, no les interesaba”.
 

- En el caso de Óscar Romo, un jóven de 24 años con discapacidad intelectual, él afirma “no haberse sentido discriminado” a la hora de buscar trabajo. Actualmente, trabaja como auxiliar administrativo en el departamento de Recursos Humanos de Down Madrid. No obstante, Óscar cuenta con una experiencia laboral previa en otros puestos de trabajo, circunstancia que le ha servido para “crecer como persona y para saber gestionar más situaciones difíciles”.
 

- Enrique Pérez Montero es una persona ciega que en la actualidad es científico titular del CSIC en el Instituto de Astrofísica de Andalucía y manifiesta “no haberse sentido discriminado laboralmente”.
Pérez Montero fue diagnosticado de retinosis pigmentaria cuando comenzó el doctorado tras finalizar la carrera y “como la enfermedad fue reduciendo el campo visual paulatinamente, poco a poco me fui acostumbrando”.
Actualmente, este astrofísico pertenece a un grupo de investigación que se denomina ‘Estallidos de formación estelar’, donde “investigamos procesos de formación estelar masiva en galaxias”. “La gente piensa que observar un telescopio es ir al mismo y observarlo ocularmente, pero esto no es así, desde hace años se hace a través del ordenador. Uno pone su propuesta de observación, te lo observan y te lo mandan a tu ordenador para que lo analices. Yo no tengo que estar fisicamente en el telescopio”.
“También trabajo con modelos teóricos", añade, analizando datos. Normalmente los astrónomos trabajamos así, aunque hay gente que prefiere ir al telescopio y realizar las observaciones, pero no ves el cielo en ningún momento porque estás metido en una sala de terminales”. 


Fuente: teinteresa.es