30 may. 2017

La edición de genes CRISPR, puede causar mutaciones involuntarias

No es hiperbólico decir que la técnica de edición de genes de CRISPR-Cas9, ha sido un avance revolucionario permitiendo a los científicos la capacidad de editar secciones de ADN con rapidez, facilidad y precisión. Pero las preguntas sobre la precisión de la herramienta CRISPR se han planteado en un nuevo estudio de Columbia University Medical Center, que muestra esta tecnología de edición de genes puede introducir cientos de mutaciones no intencionales en el genoma.
CRISPR ha desencadenado una serie de nuevas vías de investigación en todo el mundo, desde la focalización del cáncer hasta el VIH, con los primeros ensayos en seres humanos con células CRISPR ya iniciadas en China y un ensayo estadounidense programado para 2018. Pero este nuevo estudio insta a la precaución, lo que sugiere que aún estamos por entender los mayores efectos genómicos de la herramienta.

El equipo de científicos involucrados en el estudio, había estado trabajando previamente con la herramienta CRISPR para tratar una enfermedad ocular grave llamada retinosis pigmentaria, que conlleva a la ceguera. Decidieron examinar todo el genoma de los ratones tratados con CRISPR de sus experimentos anteriores, buscando cualquier posible mutación, incluso aquellos que alteraron sólo un solo nucleótido.
Generalmente, cuando los científicos están tratando de identificar si una edición de CRISPR ha resultado en una mutación o supresión fuera del objetivo, utilizan algoritmos informáticos para identificar las áreas más probables de ser afectadas y enfocar su atención en ellas.

"Estos algoritmos predictivos parecen hacer un buen trabajo cuando CRISPR se realiza en células o tejidos en un plato", dice el co-autor del estudio, el profesor Alexander Bassuk, "pero la secuenciación del genoma completo no se ha empleado para buscar todos los efectos en animales vivos".
En el examen de todo el genoma de los ratones tratados con CRISPR, encontraron que la herramienta había corregido con éxito el gen específico que estaban dirigidas, pero también potencialmente causó una gran cantidad de otros cambios genéticos. En dos animales tratados con CRISPR, se identificaron más de 100 deleciones o inserciones de genes grandes y más de 1.500 mutaciones de un solo nucleótido.
Más significativamente, todas estas mutaciones identificadas no fueron recogidas por los algoritmos informáticos generales que la mayoría de los investigadores usan para mirar los efectos fuera de destino de la edición de CRISPR. No hubo efectos obvios o inmediatamente perjudiciales en los animales de estas mutaciones inesperadas, pero se desconoce qué efectos a largo plazo podrían tener los genes alterados.

"Los investigadores que no están usando la secuenciación del genoma completo para encontrar fuera de los efectos objetivo puede estar perdiendo importantes mutaciones potenciales", dice el Dr. Stephen Tsang, coautor. "Incluso un solo cambio de nucleótidos puede tener un impacto enorme".

El equipo sigue optimista sobre la tecnología CRISPR, pero advierten a otros científicos que estudien más de cerca los efectos fuera de destino de cualquier edición de genes que se realice. Observan especialmente que la secuenciación de todo el genoma es vital para desarrollar formas más precisas de utilizar la herramienta CRISPR.
"Somos médicos", explica el coautor del estudio Dr. Vinit Mahajan, "y sabemos que cada nueva terapia tiene algunos efectos secundarios potenciales, pero tenemos que ser conscientes de lo que son".

Fuente: eurekalert